martes, 29 de abril de 2008

Licencias truchas



  • Otorgamiento de licencias profesionales sin verificación del certificado de antecedentes penales, que es un requisito ineludible para quienes trabajan como choferes.
  • Entrega de licencias para autos particulares sin libre deuda de infracciones, que se le exige a todo aquel que quiera renovar su registro.
  • Falta de documentación respaldatoria de determinados trámites.
Sí, todo eso sucedió en la Dirección General de Licencias del Gobierno de la Ciudad. El gobierno PRO tuvo que deshacerse de su primer funcionario acusado de corrupción. Todo en el mayor sigilo posible, tanto es así, que recién en el día de la fecha se da a conocer la noticia cuando la renuncia del funcionario macrista ocurrió a principios de abril.
Según informa en el día de hoy el Diario Clarín y otros portales de noticias, la renuncia fue aceptada por el Ministro Montenegro el pasado día 1 de abril, pero todavía, dicha aceptación, no fue publicada en el Boletín Oficial. Es de destacar que todo nombramiento, así como, toda aceptación de renuncia debe ser publicada en dicho Boletín.
Dos muestras de la transparencia PRO. Una consiste en el hecho concreto del desplazamiento del Director General, Roberto Skiba, por la entrega de "licencias de conducir truchas". La segunda consiste, en el vano intento macrista de ocultar los hechos.
"Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio" dice el poeta catalán, y la verdad es que el macrismo tuvo que reconocer que en sus primeros 100 días de gobierno ya tuvo que desprenderse de un funcionario corrupto.
Pero no todo termina ahí, sino que resulta mucho más importante e interesante el saber como llegó Roberto Skiba a ser nombrado Director General de Licencias. Había sido nombrado director de licencias a pedido de su amigo Jorge Wellington Alves. A su vez, Alves es un ex director de Cultura de Boca, a quien Macri, cuando asumió la jefatura de Gobierno, designó como su jefe de despacho, con un contrato de 6.500 pesos mensuales y la misión de manejar su agenda. Es decir, que el hombre de confianza de Macri (el que le maneja su agenda) le recomendó al funcionario despedido.
Hay un funcionario despedido. Hay irregularidades que más que ello, configuran distintos hechos de corrupción. Y todos los caminos conducen a Macri.

lunes, 28 de abril de 2008

CARO, ¿PERO EL MEJOR?



Nada debe sorprendernos. La composición del Directorio hacía preveer la adopción de medidas que muestren al Banco Ciudad como una entidad financiera privada. El Banco Ciudad aplicó un gran incremento a en la tasa de interés de los créditos hipotecarios. El aumento fue de tres puntos y puso un nuevo escollo al ya conflictivo camino de la gente para acceder a su propia casa.
La gravedad del asunto radica en que esta vez haya sido un Banco público el que cambiara las condiciones de los préstamos, cuando es la banca pública la que siempre ha intentado evitar aumentar las tasas de los préstamos otorgados en consonancia con el fin social que persigue.
Según el tipo de crédito obtenido, es decir si es a tasa fija o variable o combinada, será el aumento de la cuota, y en ese sentido el interés oscilaría entre un 11,5% y un 20%.
El BBVA Francés siguió los pasos del Ciudad y aumentó la tasa variable de los créditos hipotecarios de un 11% a un 14%. Siguiendo los pasos de Sturzenegger y compañía.
Con esta medida se avanza en dirección a desnaturalizar al Banco Ciudad como promotor del acceso a la primera vivienda mediante el acceso al crédito hipotecario. La incidencia del Ciudad en políticas financieras activas que ayuden a paliar el déficit habitacional que tiene la Ciudad de Buenos Aires será nula.
Sturzenegger y Curuchet ya están haciendo de las suyas, el Ciudad se comienza a desnaturalizar.

viernes, 25 de abril de 2008

NOSOTRAS QUE NOS HABÍAMOS AMADO TANTO


Se encontraron en un almuerzo televisivo convocadas por la diva de los almuerzo, la Sra. Mirtha Legrand. Era un encuentro ideal, una buena mesa de comida, bien servida, mucho glamour, y estaban acompañadas por el Sr. Presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens y el siempre pusilánime Luis Majul.
Pero suscedió lo peor. Ellas dos, tan prolijas, tan educadas, tan amables y tan carismáticas, quien hubiera imaginado sus reacciones!
"Macri dijo que no había corrupción y nos dejó solos en las denuncias contra la ObSBA", disparó la líder de la Coalición Cívica, y en esta línea, consideró que "el macrismo encubrió la corrupción".
Ante la crítica, la vicejefa de Gobierno porteño, Gabriela Michetti, le replicó que la administración macrista hizo "tres denuncias sobre irregularidades en la ObSBA", a lo que Carrió le espetó: "no mientas, Gabriela".
Michetti, no obstante, salió en defensa de su Gobierno y anticipó que "esta semana se va a colocar un procurador adjunto anti-corrupción, por las irregularidades" encontradas "en licitaciones por cánones ridículos, sobre medicamentos".
El aire se ponía tenso en el clásico almuerzo diario televisivo. Esta vez no eran dos vedettes discutiendo, sí eran dos divas al borde de un ataque de nervios. Una es la cara humana del macrismo, otra es la líder indiscutida de la oposición. Pero no hay lugar para las dos en el imaginario electoral de 2009.
Miraban azorados la escena los otros dos invitados al almuerzo televisivo: el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, y el periodista Luis Majul.
Claro, Carrió no se banca que otra mujer le dispute el rol de dirigente mujer anticorrupción ni que le dispute los favores terrenales del Cardenal. Ella tenía que desenmascararla.
Por su parte, Michetti sostenía, al menos hasta ese almuerzo, que Elisa Carrió, “es la principal referente de la oposición nacional”. Carrió y Michetti tenían buena relación, al punto que la titular de la CC solía rescatar casi en exclusividad a la vicefeja de Gobierno al hablar del macrismo.
Ellas dos tuvieron su almuerzo de furia. Una atacó de manera artera, no admite competencia para el 2009. La otra trabaja arduamente para humanizar a Macri, y, según dicen, luego del mal trago prepara su contraataque porque tampoco soporta un desplante.
En el bloque ideológico de la derecha se produjo una fractura. Los que soñaban con que estas dos mujeres combatan juntas al gobierno kirchnerista sufrieron la primer desilusión.

sábado, 19 de abril de 2008

CACEROLAS DE HUMO

La Ciudad de la Furia se llena de humo por la quema de pastizales realizada por los productores agropecuarios.
Porteños y porteñas sufrimos en los últimos días las consecuencias de tanto monóxido de carbono en el ambiente, y hasta vimos a muchos y muchas con barbijos para aminorar los efectos del humo.
Sorpresivamente esta vez no hubo cacerolas sonando, ni señoras paquetas indignadas, ni hombres a bordo de 4x4 haciendo sonar sus bocinas...
A los que hoy se refugian en sus hogares y cierran ventanas y balcones para que el humo no penetre y no dañe las vías respiratorias de la familia, y también, a aquéllos que nos indignamos cuando nos desabastecieron de alimentos y que hoy nos indignamos porque nos llenan nuestras casas de humo, les dedicamos estas palabras del poeta...


viernes, 11 de abril de 2008

LA REFORMA CONSTITUCIONAL SEGÚN MAURICIO

Antes de adentrarnos en el análisis de las intenciones de Mauricio para reformar la Constitución de la Ciudad, vale la pena hacer un poco de memoria para rastrear sus intenciones. El año pasado, en primera vuelta, Macri superó a Daniel Filmus por 45,76% a 23,75%. No obstante la abultada ventaja, hubo una segunda vuelta porque el presidente de Boca (en uso de licencia) no alcanzó la mitad más uno de los votos, como prevé la Constitución porteña para evitar el balotaje. Sin embargo, los macristas afirman que el balotaje no los desvela, aunque reconocen que a partir de la experiencia de 2007 solo cabe concluir que "si hay mucha diferencia en la primera vuelta, deberían acotarse los márgenes, y así evitar un gasto inútil de recursos".

Entonces, hay que eliminar al ballotage o balotaje de la Constitución porteña o asimilarlo al sistema nacional. Mauricio no quiere correr riesgos después del desgaste lógico de cuatro años de gobiernos y así asegurarse la reelección.

Siempre con la mirada puesta sobre los costos presupuestarios, el macrismo, entiende que constituye un gasto irracional los 186.697.964 pesos que tiene de presupuesto el Consejo de la Magistratura (superior en 10.100.000 pesos al presupuesto de la Legislatura). Es decir, no se pone el acento en el funcionamiento de una institución como el Consejo de la Magistratura sino en el costo de la misma, y por eso muestran números que a simple vista asustan y molestan como ser que mientras en el consejo hay 844 empleados, en el Poder Legislativo trabajan 2798 personas. Es decir, posee más presupuesto para financiar una estructura dos veces menor. Sin embargo, el dato que más alarma a los equipos técnicos de Pro consiste en la incongruencia entre el personal del Consejo de la Magistratura y la dotación de recursos de todo el Poder Judicial porteño, que justamente asigna el consejo: para desempeñar muchas menos tareas, el consejo emplea 844 personas, contra los 680 agentes distribuidos entre los 31 juzgados contravencionales y los 12 contencioso administrativo y tributarios. Mediante la reforma constitucional, el macrismo quiere quitar al organismo la facultad de administrar el Poder Judicial, su presupuesto y sus recursos humanos.

Ahora bien, hay que señalar que los consituyentes han incorporado el Consejo de la Magistatura con el objeto de fortalecer la independencia del Poder Judicial y por ello ente sus funciones está la selección mediante concurso público de los jueces y los propone a la Legislatura para su designación, no dejando en manos del Poder Ejecutivo la designación y selección de los magistrados. Por otro lado, a los efectos de democratizar el Poder Judicial ha colocado en el Consejo la facultad del dictado de los Reglamentos Internos del Poder Judicial, el ejercicio de facultades disciplinarias sobre los magistrados, la reglamentación del nombramiento, renovación y régimen disciplinario de los funcionarios y empleados, y, finalmente, la elaboración del Presupuesto y administración de los recursos del Poder Judicial. Antes al ser ejercidas por los mismos jueces éstas facultades hacía que el Poder Judicial se transforme en una casta privilegiada pudiendo acceder a la carrera judicial sólo aquéllos que recibían los favores de los integrantes de la familia judicial. Las restantes competencias del Consejo son la de recibir las denuncias contra los jueces y decidir sobre la apertura del procedimiento de remoción de los magistrados, competencias que las antiguas constituciones otorgaban al Poder Legislativo. Al estar estas competencias en el seno del Consejo de la Magistratura y al ser este un órgano compuestos por tres miembros elegidos entre los jueces y fiscales, tres miembros elegidos por los abogados y tres miembros elegidos por la Legislatura, se le confiere seriedad y rigor técnico a la remoción de magistrados evitando el manoseo político-partidario de dichos procedimientos. ¿Qué busca Mauricio con desmantelar el Consejo de la Magistratura? Es una preguntga que requiere un análisis más profundo y que da para un nuevo post, en esta oportunidad sólo nos preguntamos ello.

Mauricio y Gabriela consideran al Ente Regulador de Servicios Públicos como "un reducto de burocracia inútil" que le cuesta al Estado porteño más de 16.600.000 pesos anuales. Posee, indican, 300 empleados para "organizar una audiencia pública" y "redactar un par de informes" por año, pese a que la ciudad todavía comparte con la Nación el control de los servicios públicos. Creen conveniente desintegrarlo. Nada más y nada menos que dejar a la Ciudad sin control sobre los Servicios Públicos que se prestan en la Ciudad. Ciertamente, es menester reconocer que todavía existen competencias que son ejercidas por la Nación, pero también es cierto, que la Ciudad debe pelear por el ejercicio pleno de su autonomía y no renunciar a ella disolviendo organismos que han sido creados para defender a los usuarios de los servicios públicos que se prestan en la Ciudad. Por otro lado, no deja de ser llamativo que varios de los servicios que se prestan en la Ciudad son realizados por empresas privadas conducidas por el grupo SOCMA (automotores Plaza S. A.) o por amigos de Franco Macri.

Según la columnista del Diario La Nación, Ángeles Castro, "tras las complicaciones que las medidas cautelares de la justicia porteña llevaron no sólo a la gestión de Macri, sino también a la de Aníbal Ibarra, el borrador de la reforma incluye restringir los artículos 14, 15 y 16, relacionados con los recursos de amparo. Palabras más, palabras menos, las fuentes sostienen que "es inviable que, como la Constitución consagra el derecho a una vivienda digna, los jueces obliguen al gobierno a dar una solución habitacional hasta a un extraterrestre que se instale en una plaza".

La acción de amparo es un medio procesal de protección de los derechos constitucionales, y, como tal, es un elemento que hace a la existencia misma de un derecho fundamental. En dicho sentido se ha expresado el XIX Congreso Nacional de Derecho Procesal en materia de amparo, al sostener que “la acción de amparo es una acción principal. Ni es subsidiaria, ni es heroica, ni es residual ni es de excepción, y sólo cede ante la existencia de un medio exclusivamente judicial, más idóneo, esto es, más expedito y rápido”. La única conclusión posible es que la protección de los derechos fundamentales, no es PRO, y que quienes reclaman ante la Justicia son Extraterrestes.

Aunque, con absoluta sinceridad, lo que más le molesta a Macri son los amparos que han paralizado obras tales como el complejo habitacional y urbanísitico que se pretendía construir en la Ciudad Deportiva de Boca, más conocido como Santa María del Plata sin pasar siquiera por la Legislatura y sin realizar el debido estudio de impacto ambiental; o el que impide el funcionamiento del Helipuerto en la Costanera Sur.


Finalmente, todo el ímpetu reformista se reduce a la intención de eliminar a las Comunas como parte del gobierno porteños, impidiendo la descentralización y desconcentración del Gobierno de la Ciudad, y el involucramiento de todas las fuerzas políticas en los temas barriales que hacen a la vida cotidiana de los vecinos de la Ciudad de la Furia. Como ya se ha dicho desde aquí, las urnas están bien guardadas si de comunas se trata.

No podía ser de otra manera, cada vez que un gobernante asume sus funciones intenta moldear las instituciones a su antojo y busca la manera de perpetuarse en el poder, Mauricio no es la excepción.

La reforma constitucional según Mauricio consiste en recortar todo instrumento de participación popular, de control de gestión y de democratización de las instituciones porteñas.

Las urnas están bien guardadas

Si de Comunas se trata, las urnas están bien guardadas! El Jefe de Gobierno ya se ha manifestado públicamente en contra de la realización de las elecciones para elegir a los representantes de las Juntas Comunales. La Legislatura porteña le puso fecha a la demorada elección de autoridades de Comunas, la nueva división política de la Ciudad. Será (¿?) el 10 de agosto del corriente año próximo, según establece la norma que fue aprobada. Ese día, se supone que los porteños elegiremos a las siete autoridades que estarán a cargo de cada una de las 15 comunas en las que fue dividida nuestra Ciudad.
Debemos tener presente que la LEY DE COMUNAS (Ley Nº 1.777) constituye un proceso de Reforma Política y de Reforma de Administración del Estado. Ello es así, porque las Comunas son gobiernos locales barriales con funciones ejecutivas propias y otras que se llevarán adelante en forma concurrente con el Gobierno central de la Ciudad. Implican una descentralización administrativa y política de la Ciudad. La Reforma Política era necesaria, porque los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires no están representados en sus barrios y porque no tienen capacidad de elegir respecto de quienes tienen que velar por sus intereses más directos y cercanos en su vida cotidiana. La LEY DE COMUNAS acerca la representación de los vecinos a la decisión sobre sus prioridades. Serán sus propios vecinos quienes los deberán representar.
Por otro lado, la LEY DE COMUNAS implica un proceso de Reforma del Estado, que incluye procesos –como señaláramos– de desconcentración y de reforma administrativa, con capacidad efectiva de ejercer atribuciones administrativas en el marco de las comunas, con ejecución de presupuesto y obras en el marco de su competencia o de las que le delegue el Gobierno Central. Claro que el cumplimiento de los objetivos previstos en la LEY DE COMUNAS va a depender que quienes sean los miembros electos en la Junta Comunal y de la participación de los vecinos, sus clubes, sus asociaciones y demás organizaciones controlando, exigiendo y peticionando por los problemas del barrio.
Parece que una vez asegurado el sillón de Jefe de Gobierno, Mauricio Macri no quiere compartir el poder del Gobierno de la Ciudad con los vecinos, más todavía cuando se aseguró casi la mitad de la Legislatura, teniendo margen para votar todas las leyes que quiera.
Ante tanta concentración de poder, ¿por qué compartirlo con los vecinos que sean electos por sus vecinos en las comunas? Se debe haber preguntado Macri.
En estos días, los equipos PRO analizan reformar la Constitución de la Ciudad y en lo referente a las Juntas Comunales sostienen lo siguiente:
"Los 105 cargos comunales (siete por cada una de las 15 comunas) implicarán un gasto anual de casi 6.200.000 pesos, que el jefe de gobierno califica de innecesario. Cree que las unidades descentralizadas pueden -como los centros de gestión y participación comunales (CGPC)- ser dirigidas por un solo funcionario".
El número de miembros de las Juntas Comunales quedó establecido en la Constitución porteña, pero fue la Ley 1.777 votada por la Legislatura, incluidos los diputados macristas, la que les adjudicó un sueldo equivalente al 60% del salario de un legislador (aproximadamente $ 8.000 en bruto). Por eso, si se trata de un problema presupuestario basta con la reforma del Artículo de la ley corresponidente, aunque no podemos menos que tildar de falaz dicho argumento, porque de esa misma manera podemos concluir que el gasto en sueldos del Poder Legislativo resulta innecesario y que por ello la solución sería cerrar la Legislatura.
En el PRO también sostienen que: "si las juntas resultan integradas por distintas fuerzas políticas, la toma de decisiones terminará bastardeada por intereses partidarios y complicará, en lugar de hacer más expeditivas, las soluciones para los problemas cotidianos de la gente".
Este último argumento pone al desnudo el pensamiento vivo del macrismo, no quieren la participación de los distintos sectores políticos en el gobierno de los barrios, quieren que haya un delegado del Jefe de Gobierno y no una Junta que represente a los vecinos. Es que el Gobierno PRO va por la máxima concentración del poder y pretende destruir todo lo que sea participación popular y sus instituciones, como lo son las cooperadoras de las escuelas y los centros culturales.
Así las cosas, el Ingeniero Macri no respeta el mandato constitucional y se dirige a infringir las leyes vigentes, ignorando que la Legislatura puso fecha de elecciones y que su responsabilidad es cumplir con la Ley.
Guardar las urnas es PRO. Que no haya Comunas, va a estar bueno.

martes, 1 de abril de 2008

¿Hasta cuándo?


Últimas imágenes del desabastecimiento.
Los ruralistas patotean a un camionero que transporta naranjas y las tiran todas en la ruta 14.
Un niño junta lechuga en las inmediaciones del Mercado Central de Buenos Aires, lechuga que los mercadistas tiraron porque estaban en mal estado.
Góndolas vacías en un supermercado porteño.
Imágenes que reflejan con nitidez la realidad. Acá no hay doble discurso, no va a haber otro recuadro con asambleístas ruralistas, ni con D'Elía patoteando a un provocador o profiriendo estupideces.
La violencia con la que se expresan los denominados mediáticamente "ruralistas" resulta inaceptable. En un país, en un continente, donde se mueren niños por falta de alimentos "ellos", los hombres y mujeres que forjaron la patria, desperdician comida.
Datos del desabastecimiento.
El viernes arribaron al Mercado Central unos 230 camiones con mercaderías. El 30% de la mercadería tuvo que ser tirada. El sábado arribaron más de 400 camiones y hubo que tirar el 40%. Durante el fin de semana se mataron 1.3 millón de pollitos porque no se los podía alimentar. Este lunes 31 no ingresó ganado en el Mercado de Liniers. Los panaderos anuncian que aguantan pero que ya les están ofreciendo bolsas de harina con un 33% de aumento.
Por otro lado, los "ruralistas" nos quieren hacer creer que les debemos la gran parte del crecimiento de la patria, cosa que las frías estadísticas desmienten rápidamente ya que, tal como se señalara en vidabinaria.blogspot.com, sólo el 10% de la población es rural y el rubro agricultura, ganadería, caza y silvicultura representa sólo un tercio de lo que representa el rubro industria manufacturera para el Producto Bruto Interno.
La sonora "Ciudad de la Furia" se hacía oír en reclamo de los pequeños productores agropecuarios que eran asfixiados por este Gobierno. ¿Qué dirán ahora? Ahora que el Gobierno Nacional anunció las nuevas medidas.
Las medidas llegan a un productor con menos de 500 toneladas, son 150 hectáreas. Representa el 80% de los productores los que verían preservada su rentabilidad tal como la tenían antes de la suba de retenciones.
Se prevé un subsidio a los fletes de quienes estén a 400 o más kilómetros de la zona portuaria.
Liquidación de reintegros automática a través de cuentas corrientes de los productores, lo que implica que el sector debe blanquear sus operaciones; el beneficio alcanza tanto a propietarios como a arrendatarios de campos, es decir, a todos los que trabajan la tierra.
Con la aplicación de estos reintegros, se les devolvería a los pequeños productores el dinero adicional que desembolsarán por la nueva suba de las retenciones.
Según cifras del ministerio de Economía, entre el 60 y el 70% de los productores estaría beneficiado con la medida.
Se abre el registro de exportación de trigo: se garantiza precio pleno de trigo
Se lanza en conjunto con el Banco Nación nuevos créditos productivos con una tasa subsidiada al 6% para los que agregan valor. Se empezará con tambos y galpones para pollos
Se crea la subsecretaria rural, un reclamo histórico del campo que estará destinada a generar políticas de apoyo al sector de pequeños productores que puedan crear valor agregado.
¿Hasta cuándo se repetirán las imágenes que ilustran este post? Volverán los porteños y porteñas de Barrio Norte a indignarse en nombre de los pequeños productores, o asumirán con inusitada sinceridad que lo que realmente los motiva es confundir a Cristina con De la Rua?
Los forjadores de la patria somos todos y, fundamentalmente aquellos que estamos sufrieron el desabastecimiento de alimentos. Somos muchos los que no sufrimos la especie social del "Síndrome de Estocolmo" y que no estamos dispuestos a aplaudir a quienes nos toman como rehenes en su puja con el Gobierno Nacional.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog