martes, 23 de octubre de 2012

2013: UN PRESUPUESTO BIEN PRO...


Lo que viene es un PRESUPUESTO de la Ciudad para el año 2013 con varias sorpresas… Aumento del ABL, aumento de Ingresos Brutos, más impuestos al consumo y nada de plata para mantener y operar la red de Subterráneos. De Comunas? Nada, sin presupuesto.
Primeramente tenemos que el mismo asciende a los $40.500 millones para el año que comienza, un 27,7% por encima del presupuesto aprobado para 2012, y también por encima de los niveles inflacionarios reales. Sin embargo, y pese al incremento presupuestario, el proyecto macrista no prevé ninguna partida para atender la red de subtes (lo que podría llevar a la paralización de un servicio de transporte que casi un millón de personas utiliza por día).
Los recursos del Gobierno provendrán de un importante incremento de los impuestos. En el  caso de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza, el ABL, la mayoría de los porteños van a recibir en las boletas un aumento del 23%, mientras que alrededor de unos 60.000 contribuyentes van a recibir las boletas  con un reajuste del 100%.  El otro gran aumento que pesará sobre los consumidores será el de INGRESOS BRUTOS, ya que el gravamen sobre el consumo de telefonía celular  pasará del 6% al 7%, es decir, que cualquiera que use su celular ya estará pagando más por el solo hecho de consumir. En una muestra de coherencia ideológica, las grandes empresas con domicilio en la Ciudad, que facturan más de $ 30 millones de pesos abonaran un 5% de alícuota por ingresos brutos, menos porcentaje de lo que paga cualquier ciudadano de a pie por hablar por su teléfono celular. Comprarse un auto 0 Km será más caro. El impuesto a los sellos estaría gravando los autos 0 kilómetro, que no estaban gravados hasta aquí, con un 1%  y se prevé un aumento del 100% en el mismo impuesto a los sellos, para los autos usados, antes pagaban 1,5%, y ahora la transferencia de estos vehículos estaría gravada en el orden del 3%.
Este incremento de la presión fiscal sobre los porteños y sobre el consumo no se corresponde con un plan de grandes obras de infraestructura sino que las únicas obras que surgen del Proyecto enviado por Macri es más bicisendas y más Metrobus. No están previstas obras ni inversiones en vivienda social, ni en subtes y transportes.
En el Proyecto de Presupuesto enviado por Macri a la Legislatura hay una absoluta ausencia de fondos para el mantenimiento y operación del la red de subterráneos, cero pesos pensados para que el subte brinde su servicio diariamente. Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aseguran que se destinarán 850 millones de pesos para obras de ampliación del subterráneo, pero, vale la pena repetirlo, no están previstas partidas para la operación de ese servicio, es decir, el proyecto no contempla partidas para el manejo de la red de subtes lo que podría llevar a la parálisis del servicio. La actitud de Mauricio Macri y del PRO es de una irresponsabilidad institucional sin precedentes.
Recordemos que la Ciudad, a través de su Jefe de Gobierno, aceptó el traspaso de la red de subterráneos, mediante la firma de un Acta - Acuerdo con el Gobierno Nacional inmediatamente,  dándole principio de ejecución a esa Acta y, por ende, validez jurídica; subió la tarifa un 127% (de $1,10 a $2,50) y luego desestimó el traspaso en base a especulaciones políticas. De esa manera, Macri desconoció los efectos jurídicos de su propia firma como Jefe de Gobierno, desconoció un dictamen jurídico de la Procuración General de la Ciudad que en base a esa Acta entendió que la Ciudad podía aumentar la tarifa del subte, y desconoce que la Legislatura porteña ya aprobó el traspaso a la Ciudad mediante la Ley 373 sancionada el pasado día 11 de mayo de 2000.
Con el antecedente del aumento de principios de año, y la falta de asignación presupuestaria  ya se especula con la posibilidad de que el boleto -actualmente en $2,50- alcance los $5 durante el próximo año.
Finalmente, Mauricio Macri piensa reincidir en el desconocimiento de las Comunas y en el desprecio por la descentralización y la participación ciudadana. En efecto, en el Proyecto de Presupuesto no se prevé la asignación de jurisdicción presupuestaria a cada una de las 15 Comunas, lo que significa, que las Comunas seguirán sin manejar sus propios fondos por lo que no podrán ejecutar ninguna de las políticas que los Comuneros electos y en funciones resuelvan, ni atender ninguna de las necesidades que planteen los ciudadanos y ciudadanas en cada uno de los Consejos Consultivos. La Constitución de la Ciudad estableció que las Comunas son unidades de gestión política y administrativa con competencia territorial y la Ley 70 en su artículo 6 establece que las Comunas, cada una de ellas, constituyen una organización política con personería jurídica y patrimonio propio, por lo que, le corresponde la asignación de la correspondiente jurisdicción presupuestaria para poder ejecutar su propio presupuesto.
Macri insiste en el desconocimiento de la Constitución de la Ciudad, las leyes de la Ciudad y la expresión de la voluntad popular que eligió a quienes los gobiernen en cada una de las comunas, todo ello, para poder concentrar el dinero correspondiente a las Comunas en un funcionario de segunda categoría que lo administra discrecionalmente o de manera fraudulenta en violación de las disposiciones legales.
En definitiva, un Presupuesto con más aumentos de impuesto, más impuestos al consumo, más imprevisión, sin subtes y sin comunas.

2 comentarios:

christian dijo...

Qué presupuesto!!! Mamadera!!! sin subtes en el 2013!!!

el arista arrepentido dijo...

Una verguenza, lo de Macri es vergonzoso!!!
Por suerte, Ud. ha vuelto, no nos deje sin sus relatos, póngase las pilas compañero!

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog