jueves, 11 de noviembre de 2010

APUNTES SOBRE EL PRESUPUESTO 2011 DE LA CIUDAD: Educación y Salud a la deriva

La Legislatura continúa discutiendo la "ley de leyes", el "plan de gobierno", la Ley de Presupuesto 2011 de Mauricio Macri.
Como ya sabemos, Macri solicita autorización para continuar endeudando a la Ciudad, para refinanciar la colocación de bonos y de, esa manera, asegurarle a sus amigos empresarios y proveedores del Estado que seguirá siendo un buen negocio tomar deuda de la Ciudad de Buenos Aires, cada vez cobraran mayores intereses y la deuda de capital se incrementará. Un gran negocio ser amigo de Macri y proveedor de la Ciudad.
¿Cómo asegura este negocio? Con mayor endeudamiento (cuya única garantía son los bienes de la Ciudad) y con un aumento del ABL en un 30%. Los porteños y porteñas pagamos la fiesta de Macri y el PRO. Eso sí, Mauricio nos asegura más asfalto, más bicisendas y ciclovías y mejores plazas. De Educación y Salud poco y nada.
Los fondos para infraestructura de escuelas públicas, para construir, reparar y refaccionar, se reducen en el 2011 a pesar de que durante varias semanas los estudiantes secundarios tomaron colegios y se movilizaron en reclamo de mejores condiciones edilicias para estudiar. En ese marco, hay que destacar que pese a la promesas del Ministro Bullrich se redujo en un 1% la participación de Educación en el presupuesto total de la Ciudad. Además, cuando Mauricio Macri asumió la Jefatura de Gobierno en diciembre de 2007 prometió que en marzo de 2008 todas las escuelas tendrían gas, hace unos días el Ministro de Educación del PRO volvió a prometer que todas las escuelas tendrían gas en el mes de marzo, claro, estamos en 2010 y Bullrich se refiere a marzo de 2011. Pasaron 3 años de gestión, pasaron varios "frazadazos" de chicos y chicas y el gas para la calefacción todavía no está en las escuelas porteñas.
Del presupuesto destinado a educación, 1013 millones de pesos corresponden a infraestructura y al Plan Integral Digital que planea la compra de 190 mil netbooks y 16 mil notebooks, para alumnos y docentes de escuelas primarias... suena a poco, parece una meta difícil de cumplir. Mucho más si le sumamos que más del 80% del presupuesto destinado a infraestructura escolar para el año 2010 no ha sido ejecutado hasta la fecha.
El panorama de la salud pública en la Ciudad no pinta mejor. El Ministro Lemus arrancó su presentación en la Legislatura afirmando que el presupuesto en salud nunca alcanza, pero no pudo explicar por qué compró 4 autos Citroën C4 a 125 mil pesos cada uno. Mientras compraba esos autos para su traslado y el de sus subsecretarios cerró el servicio de zooterapia que se realizaba en el Hospital Tobar García. Prioridades de gestión que le dicen.
El gobierno de Macri va a destinar casi 5 mil millones de pesos al área de Salud. Sin embargo, el Ministro no puede explicar porque los residentes (estudiantes de medicina y jóvenes graduados que realizan su práctica profesional en hospitales públicos) no cobran sus sueldos.
Como si eso fuera poco, el Ministro Lemus reconoció que la Ciudad paga sobreprecios en la provisión de medicamentos para los hospitales debido a que una sola droguería tiene adjudicada dicha provisión. Esa empresa, llamada PROGEN, se autodefine como la primera droguería de productos genéricos del país y es propiedad de Esteban Wolf y Mariano Manis, le vendió al Gobierno de la Ciudad todos los medicamentos de salud mental más caros que los que se compraban en los hospitales antes que asumiera Mauricio Macri.
Educación y Salud para pocos es el plan de gobierno del PRO para el 2011. Mayor endeudamiento e impuestazo es la otra pata de la gestión de Mauricio Macri. La Ciudad está a la deriva.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Nada nuevo. Más de lo mismo y encima, capitalismo de amigos en serio, me endeudo para garparle a mis amigos, a quienes además de pagarle sobreprecios les doy título de deuda para que tengan a la Ciudad y sus bienes como garantes. La plata se la gasta en la campaña 2011

Esteban dijo...

Lemus centralizó la compra de medicamentos en el Ministerio para luego distribuirlo por cada uno de los hospitales y lo único que logró es pagar sobreprecios, eso es PRO

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog