martes, 10 de marzo de 2009

ASÍ REPRIME MACRI (y eso que todavía no tiene policía PROpia)

Actúan en la oscuridad. Se visten de negro.
Amenazan, golpean, roban y destruyen mercaderías.
Macri ordena desalojos compulsivos y ellos expulsan de autopistas y plazas a indigentes y personas sin techo.
Son empleados del Ministerio de Espacio Público que depende del amigo de la infancia de Mauricio, Juan Pablo Piccardo.
Se hacen llamar Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), pero en realida son "la patota de Macri".
El pasado el viernes 27 de febrero desalojaron a cien familias de un viejo edificio de la avenida Paseo Colón 1588. De madrugada, junto a las fuerzas policiales actúo la UCEP. Hizo el trabajo sucio, adelantaron su intervención y trataron de avanzar con normalidad, la policía no se metió hasta que todo se transformó en una pelea callejera.
El Subsecretario de Fortalecimiento Familiar, José Luis Acevedo, junto a varios funcionarios más colaboraron en la represion.
La UCEP estaria compuesta por ex barrabravas, ex policias exhonerados y matones que no tienen problema en ejercer la violencia fisica. La Defensoría del Pueblo y el INADI estan investigando el proceder de la UCEP desde que comenzaron a actuar, ya que los habrian denunciado por discriminación y violencia contra cartoneros y chicos de la calle.
La responsabilidad y la dirección política de estos hechos surge claramente a partir de la participación de importantes funcionarios, de la firma del Decreto 1232/2008 mediante el que se creó la UCEP, y de las órdenes de desalojo administrativo firmadas por los ministros Piccardo y Montenegro. Claro, hay un detalle legal que no tuvieron presente: la UCEP está habilitada para remover objetos y no personas, salvo que para Macri y su gobierno no sean personas quienes viven en condiciones indignas o en la calle.
Macri todavía no tiene su policía PROpia pero ya tiene sus grupos de tareas para reprimir.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Hay denuncias, hay filmaciones, pero, en el medio está la gente que no tiene otro lugar para vivir y que debe procurarse sus medios para vivir en precarias condiciones o en la economía informal. Nadie se ocupa de ellos, digo entonces, ¿para qué existe un Ministerio de Desarrollo Social en el Gobierno de la Ciudad? Es como el chiste del Ministerio de Marina de Bolivia o el de Justicia en la etapa menemista. Encima mandan una patota... ¿Va a estar bueno Buenos Aires?

Anónimo dijo...

Es verdad, eso que no tiene policía todavía! Ya me imagino que tipo de policía va a tener el niño Mauricio.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog