miércoles, 9 de septiembre de 2009

CIUDAD ASFALTADA, NIÑEZ ABANDONADA

Mientras el Ingeniero Mauricio Macri se preocupa en mostrar a la Ciudad "trabajando" en la reparación de baches, destruye las políticas públicas de protección de la niñez.
A los magros sueldos que les abona a profesionales que trabajan en el área de niñez del Gobierno de la Ciudad, se le suma la precarización laboral de muchos de ellos, el hostigamiento y acoso laboral de parte de las funcionarias macristas hacia aquellos trabajadores comprometidos con la importante función que cumplen, y la subejecución presupuestaria en la implementación de programas y planes sociales. Esto último fue señalado en un documento que presentaron los trabajadores del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes junto a los sindicatos SUTECBA y ATE, al sostener que: "En seis meses el rubro veredas y asfalto alcanzó el 49% mientras que, otros rubros, como Desarrollo Social muestran un alarmante nivel de ejecución de 8,5% y los de Salud y Educación no llegan al 30%."
Es importante señalar que una de las primeras leyes que sancionó la Legislatura porteña, a partir de su autonomía y sanción de su propia Constitución, fue la LEY 114 que tiene por objeto la protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes pero tal como lo denuncian los trabajadores, esta ley pretende ser ignorada por el Ing. Macri. En una presentación realizada en la Legislatura, los trabajadores del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes señalaron que: "La Ciudad de Buenos Aires, fue pionera en la implementación del Sistema de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. Este sistema, que se desarrolló no sin dificultades desde el año 1998, ha iniciado un franco retroceso desde el mes de Diciembre de 2007, fecha en que asume el actual jefe de gobierno. A partir de allí, comenzó un proceso sistemático de destrucción de las políticas públicas destinadas a la niñez y adolescencia y, particularmente, del organismo creado por la Ley 114 para la promoción y protección de los derechos de esa población: el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. En primer lugar, se ha visto jaqueado el conjunto de las políticas públicas debido a las acciones y omisiones del GCBA, ligadas a la restricción más que a la ampliación de los derechos de los niños. El reflejo de las decisiones políticas es el presupuesto y, en ese sentido, es notable la subejecución presupuestaría que afecta directamente a la población más pobre. En 6 meses el rubro veredas y asfalto alcanzó el 49% mientras que, otros rubros, como Desarrollo Social muestran un alarmante nivel de ejecución de 8,5% y los de Salud y educación no llegan al 30%. El Programa Ciudadanía Porteña, que otorga subsidios a los sectores más pobres, alcanzó un 39% y además tiene cerrado el acceso. En el área de Vivienda se ha producido una fuerte baja presupuestaria que redujo de 500 a 120 millones el presupuesto del IVC, de los cuales 80 millones recaen en salarios y se desmanteló el Programa de Emergencia Habitacional. Consecuentemente desde que asumió este gobierno la cantidad de personas en situación de calle se elevó de 1000 a 2000 y se dio inicio a una violenta política de desalojos de la mano de la Unidad de Control de Espacios Públicos (UCEP). Del mismo modo se desmantelan los centros culturales y se desactivan programas destinados a la inclusión como ZAP, Puentes escolares y se privilegia la dotación de la Policía Metropolitana en detrimento de programas sociales como Puerto Pibes. Ahora, si se analizan las políticas focalizadas destinadas a la población más vulnerable de la Ciudad, se observa que el modelo que pretende llevar a cabo la actual gestión GCBA se basa en un fuerte control social que privilegia la institucionalización de los niños pobres por sobre el fortalecimiento de sus vínculos familiares y comunitarios." (El documento completo se puede leer en el blog del Consejero José Machaín aquí).
Queda más que claro que para Macri "los únicos privilegiados" no son los niños.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Los números de la ejecución presupuestaria son escalofriantes. Muestran a las claras sonde está puesto el eje de la acción gubernamental de Macri y cuales son los temas que no le interesan. No se usa la plata de desarrollo social, no se usa la plata para construir viviendas, no se usa la plata para educación ni para salud. Se usa la plata para asfaltar calles y arreglar veredas mediante la contratación de empresas privadas. ESO ES PRO

Viviana dijo...

Increíble, es de no creer lo que hacen los macristas en el área de niñez

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog