domingo, 2 de noviembre de 2008

¿LA EDUCACIÓN O LA POLICÍA? ¿QUÉ ES MÁS IMPORTANTE PARA MACRI?

Cuando se gobierna resulta imprescindible definir prioridades de gestión, de esa manera, se resuelve dónde se pone la plata y dónde no. La predisposición o la facilidad para gastar dinero en una u otra área nos muestra cuál es la prioridad gubernamental.
La pregunta que debieran hacerse los porteños es acerca de qué cuestión es más importante para Mauricio Macri; ¿la educación o la policía?
Los gremios docentes más importantes de la Ciudad siguen en conflicto con el Gobierno porque no aceptan el pago en negro de $ 110 durante cuatro meses. Mientras ello sucede en La Ciudad de la Furia, Macri promete $ 3.000 mensuales de sueldos para los agentes de la Policía Porteña. ¿Cuál es el reclamo salarial de los docentes? Piden $ 1.500 de sueldo básico, la mitad de lo que Macri le promete a la futura policía.
Una vez aprobada la creación de la Policía, el Ministro Montenegro aseguró que el 15 de noviembre empieza el reclutamiento de los cadetes (alrededor de 500) y que mientras estén en la academia, van a tener una beca. En la Ciudad, Macri les niega las becas escolares a estudiantes secundarios de bajos recursos, deja a 30 mil chicos de bajos recursos sin los útiles escolares que se distribuían en forma gratuita. Además, el Gobierno Nacional envió este año a la Ciudad 78.764.870 pesos para el incentivo docente, más 12 millones de pesos para programas de infraestructura y equipamiento, educación técnica, capacitación docente y becas, que se han utilizado a medias. Respecto a las becas estudiantiles, el Gobierno Nacional puso a disposición de la Ciudad 13.551 becas otorgadas por los distintos programas nacionales para la Ciudad de Buenos Aires, pero Macri y Narodowski sólo entregaron 5.509 becas.
Claro está que mientras peor sea la escuela, mayor será la violencia y la sensación de inseguridad y más policías serán necesarios.
Para Macri resulta ser más importante la policía que la educación. Los números no mienten.

1 comentario:

el arista arrepentido dijo...

Los números son asombrosamente concluyentes. No hay dudas de lo que pretende el Ing. Macri, que cada día se parece más al falso ingeniero Blumberg.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog