viernes, 11 de julio de 2008

FONDOS BUITRES SE BUSCAN



Se los conoce como fondos buitres: vuelan bajo para sacar provecho del animal herido, empresas o un país. La Argentina ya los padeció en los tiempos de la deuda en default. Sin embargo, también han operado financistas argentinos, que en la city fueron bautizados como fondos caranchos, con el espíritu de los buitres internacionales pero con sello argentino. Así ha sido que los fondos que administran inversiones extranjeras comenzaron a resurgir luego de la crisis.
Hoy, la Ciudad de Buenos Aires representa una tierra de oportunidades para todos ellos. Es que la Legislatura de la Ciudad aprobó este jueves, tras un largo debate, autorizar a Macri a contraer un empréstito público con emisiones de títulos de deuda por 500 millones de dólares para integrar el Fondo de Infraestructura Social.
La Ley sancionada autoriza al Poder Ejecutivo a contraer un empréstito público representado por una o más emisiones de títulos de deuda, es decir, colocación de bonos en el mercado financiero.
Tal como lo detalla el portal de noticias porteño, ADNCiudad, los bonos tendrán, entre otras, las siguientes características:
Moneda de emisión: Dólares estadounidenses u otra u otras monedas que se determine al momento de la fijación del rendimiento de los Títulos;
Plazo: Entre un mínimo de tres años y un máximo de 15 años a partir de la fecha de su emisión;
Tasa de interés: La tasa de interés de los Títulos podrá ser fija o variable, con pagos de interés trimestrales, semestrales o anuales. A efectos de determinar la tasa de interés de los Títulos, se deberá tomar como referencia el rendimiento de los bonos nacionales vigentes y/o aquellos instrumentos emitidos por el Banco Central de la República Argentina;
Precio de emisión: El precio de emisión será fijado en el momento en que se fije el rendimiento de los Títulos.
Forma y denominaciones: Los Títulos podrán ser al portador, nominativos o escriturales y se emitirán en las denominaciones que se acuerden con el/los colocador/es respectivo/s.
A lo que debe sumarse que las controversias será resueltas por los tribunales de Inglaterra.
De esta manera, Mauricio Macri ha obtenido una herramienta importante para conseguir fondos para financiar las obras prometidas, pese a que en sus primeros seis meses de gestión sólo se destacó por subejecutar el presupuesto y por la ausencia de obras.
A las ya incumplidas promesas de gestión eficiente y de construcción de 10 km de subtes por año, ahora agrega endeudamiento.
Fondos buitres se buscan en la Ciudad de la Furia, pese a que la Ciudad recauda más y gasta menos, el macrismo hipoteca las futuras obras.
Fondos Buitres para obras, cuyo detalle incluye 52,5 millones para la refacción de los hospitales Moyano y Borda, pese a que el gobierno propuso su demolición; y 30 millones para contenerización de basura, sistema que va a ser suspendido según los propios anuncios del Gobierno de la Ciudad.
En definitiva, pronto todos los porteños volveremos a financiar a los buitres.

1 comentario:

el arista arrepentido dijo...

Qué otros fondos si no? Los inversores buscarán rentabilidad, y esa rentabilidad tiene que ser superior a otras operaciones financieras, por un lado; y por otro, tener seguridad de su rentabilidad. Entonces si es un buen negocio para ellos, lo será para los porteños y porteñas?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog