sábado, 21 de noviembre de 2015

MEJOR SCIOLI - Nada puede hacer que dejemos nuestra militancia, ni nuestras convicciones

No se trata de un voto por descarte ni de un simple "voto útil", claro que no. Tampoco se trata de votar "al menos malo". 

El voto a Daniel Scioli es un reconocimiento político a su lealtad y compromiso ininterrumpido con el Frente para la Victoria y el Proyecto Nacional y Popular. 

Es un voto al Vicepresidente de Néstor y al que bancó cuando las papas quemaban, siempre haciendo honor a la enseñanza del General Perón "Primero la Patria, después el Movimiento y por último los hombres".

El voto a Daniel Scioli es también un voto hacia el futuro, por la continuidad del "modelo", para seguir construyendo sobre lo construido.

Este domingo no hay dudas, no hay desgarros ni caras largas, los peronistas votamos con alegría y esperanza, por eso, VOTAMOS A DANIEL SCIOLI.

martes, 17 de noviembre de 2015

CARTA ABIERTA a los PORTEÑOS y PORTEÑAS que VOTARON a MARTÍN LOUSTEAU en el BALOTAJE PORTEÑO

Los porteños y porteñas sabemos lo que es ir a votar a un balotaje, lo hicimos en reiteradas oportunidades, “Macri – Ibarra”, “Macri – Filmus” en dos elecciones, y “Rodríguez Larreta –Lousteau”; sabemos de qué se trata y en cada oportunidad optamos.
A vos que votaste a Martín Lousteau, te decían que los dos candidatos eran lo mismo. Ahora me pasa a mí, me dicen que los dos candidatos son iguales, que no hay diferencias y que representan lo mismo. Mientras algunos te repetían eso vos sabías, como lo sé yo ahora, que no era verdad.
En momentos en que se disputaba el balotaje porteño mientras vos tratabas de sumar voluntades a favor de Martín Lousteau muchos de mis compañeros y compañeras decían que los dos candidatos representaban lo mismo. Ahora sé de la impotencia o indignación que sentiste en ese momento.
Como a muchos porteños me costó optar, me costó abstraerme de la campaña que repetía hasta el hartazgo “son iguales”… Pero como vos, sabía que Rodriguez Larreta y Lousteau no eran lo mismo, que Martín Lousteau representaba algo distinto, que votar al Pro era la peor elección posible. Como muchos peronistas -los números no me dejan mentir-, desoyendo el canto de sirenas de que “son lo mismo”,  voté a Martín Lousteau entendiendo que ese voto significaba un freno a lo que significaba un triunfo de Horacio Rodríguez Larreta, ya que el PRO significa el desprecio por lo público, el desprestigio del Estado, el elitismo cultural, la construcción de una sociedad desintegrada y, en general, todo lo que no queremos para la ciudad ni para el país.
Ahora la situación es similar, un balotaje significa siempre una opción y hoy la opción es Daniel Scioli o Mauricio Macri en un insólito escenario nacional. Vos, como yo ayer, sabés distinguir entre uno y otro. Claro que no son lo mismo ni representan lo mismo.
Hoy me atrevo a pedirte que, como yo y muchos compañeros y compañeras peronistas lo hicimos ayer, vayas a votar y optes, y en esa opción elijas votar hacia adelante, votar para que no cambiemos futuro por pasado, votar para evitar la restauración conservadora. Porque Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri son lo mismo.

El 22 de noviembre votá a Daniel Scioli.

DÍA DE LA MILITANCIA - Qué es ser un militante


Los peronistas festejamos hoy el Día del Militante, evocando los  sucesos protagonizados por la militancia peronista en ocasión del segundo intento de retornar al País del General Juan Domingo Perón en el año 1972.
En octubre del 72, Rodolfo Ortega Peña dijo en una reunión: “…estén atentos, cuando salga Isabel en la tapa de la revista Las Bases con un pañuelo al cuello de color amarillo con lunares negros será la señal indicativa que el General se larga para la Argentina en veinte días”.
Después de diecisiete años de exilio y un retorno frustrado en 1964 se iba a hacer realidad la presencia de Perón en la Patria. La militancia se movilizó para recibirlo. Y Perón volvió.
Por eso, en este día, resulta indispensable entender qué es ser un militante y para eso, nada mejor que Don Arturo Jauretche:
“Militante es aquel que intenta transformar el mundo con su ejemplo; sabe que decir lo que se piensa y hacer lo que dice es el arte mayor de una noble práctica política.
Su proceder está guiado por un precepto evangélico: luchar por la igualdad entre todos los seres humanos.
Su enorme tarea se inscribe en un paradigma fraterno: “ningún ciudadano se realiza en una Nación que no se realiza”.
La cultura de la solidaridad y el trabajo le marcan el norte de las utopías revolucionarias.
Arrastrando este sublime bagaje, caerá mil veces; encontrará energía en el servicio a sus semejantes y mil veces se levantará.
Su paso por la historia sólo está justificado si es capaz de honrar la
vida: defender los derechos sociales y políticos de los desposeídos, y sostener a ultranza, poniendo el cuerpo si es preciso, una inquebrantable lealtad con el pueblo que le da su aliento.
Se apega a los principios éticos que hacen mejores a todos los humanos y ejerce las conductas morales escritas en la conciencia colectiva. Por eso el militante sólo existe como héroe colectivo; no puede expresarse como individuo sino dentro de LA MILITANCIA.
Hoy, cachuza, desperdigada y diezmada, esa tropa obstinada en escribir día a día la historia argentina vuelve a encontrar un rumbo y una esperanza. Hacen frente a un enemigo implacable: “la raza maldita de los explotadores” y sus mandaderos: los que tienen, siéndolo o no, “alma de oligarcas”.
Para defender el sueño de una patria justa, libre y soberana, soldados incansables de la igualdad, la libertad y la democracia alimentarán la llama inextinguible de nuestra pasión argentina.

El aluvión de la militancia popular se levantará otra vez como el batallón escogido de un ejército invencible: el de la clase trabajadora argentina.”

martes, 10 de noviembre de 2015

ESTÁ AHORA y PARA SIEMPRE EN NUESTRAS MANOS - Uno más Uno igual a Scioli Presidente


Estamos de cara a un inédito balotaje para los argentinos y argentinas, por primera vez vamos a elegir a nuestro Presidente en un mano a mano, en una segunda vuelta. 
Mezcla de hastío, de furia y odio fueron el cóctel motivacional del voto a Mauricio Macri que es quien aparecía en la previa con posibilidades de disputarle la candidatura presidencial a Daniel Scioli. En la Ciudad de la Furia es ese cóctel remixado o elevado a la "n" potencia, como mas le guste al lector.
Sin embargo, no está dicha la última palabra pese a la exitosa imposición mediática de mostrar al segundo en votos como el gran ganador de la jornada del 25 de octubre. Fue entonces que asistimos inertes a un festival de apariciones televisivas del candidato de Cambiemos y sus mujeres, en un alarde de machismo absolutamente condenable.
Sin embargo, debemos ser conscientes que nuestro voto suma, nuestra participación multiplica y MULTIPLICAR es la tarea del momento. Y así parecen haberlo entendido miles de compañeros y compañeras que han salido espontáneamente a dar el debate en los cines, en los barrios, en los supermercados y es parte de esa voluntad política de no retroceder y no resignar ninguno de nuestros derechos, ni de resignarnos a volver a vivir en la indignidad de las misiones del FMI que venían a retarnos y a recetarnos menos consumo interno, menos industrialización, más pobreza y más desocupación.
Entonces es el momento en que cada uno de los y las que votamos a Daniel Scioli el pasado 25 de octubre debemos asumir el compromiso de que este asunto está ahora y para siempre en nuestras manos, porque "cuando la noche es más oscura, se viene el día en tu corazón". Cada uno de nosotros tenemos nuestros motivos para votar a Daniel Scioli para Presidente, y nuestros motivos y razones son las que tenemos que exponer ante nuestros amigos y amigas, vecinos y vecinas, en nuestra casa, en el club, en el trabajo, en el gimnasio, en el bar, en todos lados para sumar un voto más para Daniel Scioli.
Debemos estar convencidos de que desde la Ciudad de la Furia podemos sumar los votos que hagan Presidente a Scioli, tomemos como propia esta Iniciativa Porteña para la Victoria.
Hagamos UNO MÁS UNO IGUAL A SCIOLI Presidente.


GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog