lunes, 25 de junio de 2018

Encuentro furtivo entre Macri y Lorenzetti




En un país democrático, republicano en su forma de gobierno, la independencia del Poder Judicial y la división de poderes no son negociables. Ahí radica también, la seguridad de todos los habitantes de ese país, de no verse perjudicados arbitrariamente en sus derechos.
Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona o corporación, entonces no hay libertad, porque es de temer que el Monarca o el Senado hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo. Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y del ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor. En el Estado en que un hombre solo, o una sola corporación de próceres, o de nobles, o del pueblo administrase los tres poderes, y tuviese la facultad de hacer las leyes, de ejecutar las resoluciones públicas y de juzgar los crímenes y contiendas de los particulares, todo se perdería enteramente.” - Montesquieu. El espíritu de las leyes. 1748 -
No soy ajeno de ninguna manera a la alienación mental que nos produce el mundial de fútbol cada cuatro años, pero hay cosas que no pueden pasar así nomás. Ya pasó una semana desde que el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, se reunió con Mauricio Macri en la Casa Rosada, un encuentro que no figuraba en la agenda presidencial. Lo alarmante de esta situación es que a nadie le resulta, al menos raro que esto ocurra. O que nadie se pregunte ¿Por qué el Presidente de la Corte Suprema se reúne en la Casa Rosada con el Presidente de la Nación?
Se trató de un almuerzo a solas y a puertas cerradas. Durante más de una hora, el Presidente Mauricio Macri estuvo reunido con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti , en la Casa Rosada. El lugar, la sede del Poder Ejecutivo de la Nación, la investidura de cada uno de los comensales, pone de manifiesto que no se trata de una simple charla de banalidades, ni siquiera de un encuentro casual.
Resulta grave para nuestra Democracia que este tipo de reuniones se produzcan sin la debida publicidad de su realización y que no se comunique cuáles son los temas a tratar, se desata una ola de rumores que incluyen desde pedidos de favores de ambos lados que nada tiene ver con el republicanismo que se pregona.
Lo cierto es que a pocas horas del encuentro en Casa Rosada, a escondidas y sin comunicación oficial ni temario, entre el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ( integrada por los jueces Mariano Hernán Borinsky (presidente), Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos) decidió apartar a la magistrada Sabrina Namer, integrante del Tribunal Oral Federal N° 8, del juicio oral en que se juzgará a la ex Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y a varios ex funcionarios de su gobierno por el presunto encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA a través del pacto de entendimiento con Irán, a raíz de la cuestionada denuncia del entonces fiscal Nisman. ¿Casualidad o causalidad?
Por otro lado, se pudo saber que en la reunión se habló sobre el futuro del Presidente de la Corte Suprema ya que a fin de año el Máximo Tribunal debe renovar autoridades, y Lorenzetti ya lleva 12 años consecutivos como Presidente del mismo. En la Casa Rosada quieren que Carlos Rosenkrantz se convierta en el próximo Presidente de la Corte Suprema, pero como es sabido, la renovación de la Presidencia del máximo tribunal se resuelve entre los cinco ministros de la Corte, de ahí lo grave y peligroso que ello sea tema de conversación secreta entre Macri y Lorenzetti.

El Presidente Mauricio Macri mantiene encuentros furtivos que atentan contra la Democracia, el principio republicano de gobierno y la división de poderes.

No hay comentarios:

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog