sábado, 6 de enero de 2018

SUBTE: Cuándo viajar es más caro que en Nueva York

Nuestra Ciudad se sigue encareciendo, sigue siendo caro vivir en Buenos Aires.
El Gobierno Nacional a través del Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, nos anuncia que aumentará la tarifa del Subte en lo que constituye una apropiación de facultades sin precedentes por parte de la Nación sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Es el Gobierno de la Ciudad quien puede aumentar las tarifas del Subte. Y lo puede hacer luego de realizar una audiencia pública convocada por el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos.
Detalles formales más o menos, según la interpretación democrática gubernamental, lo cierto es que el Subte aumentará y aumentará mucho. El subte costará en junio $12,50, es decir u$s 0,66. La tarifa pasaría de $7,50 a $11 a partir de abril y a $12 desde junio. Podríamos decir junto al Ministro Dietrich que se trata de la tarifa más económica en comparación a las principales ciudades del mundo. Lo que a poco de andar se descubre como una falacia de nuestros gobernantes.
Pues bien, teniendo en cuenta la cantidad de kilómetros de cada línea ferroviaria, Buenos Aires se sitúa como una de las más caras, por encima de Nueva York y Madrid.
El Subterráneo de Buenos Aires apenas cuenta con 60,8 kilómetros. El Metro de Londres, por ejemplo, cuenta con 408 km y 11 líneas que conectan cada rincón de la capital inglesa. Madrid tiene 293 kilómetros de red subterránea con 12 líneas y 3 ligeras y París  cuenta con más de 220 kilómetros. Mientras que en Estados Unidos sobresale Nueva York con más de 1.000 km de recorrido.


Ahora bien, la discusión sobre la tarifa del Subte revela también la falta de inversión en la materia por parte del Gobierno de la Ciudad y, según el propio Mauricio Macri, "la idiotez" de no poder construir 10 km de Subtes por año, tal como lo afirmó en el debate con Jorge Telerman y Daniel Filmus allá por 2007.
En la Ciudad de la Furia bien sabemos que no todas las líneas cuentan con vagones con aire acondicionado, que no existe refrigeración en las estaciones y que la frecuencia sigue siendo sumamente irregular. En el caso de la línea E hay hasta 20 minutos de espera entre subte y subte. 
Muy diferente es lo que ocurre en las principales ciudades del mundo, en donde el aire acondicionado está instalado en el metro hace ya varios años y la frecuencia apenas supera el minuto y medio.
Como ya mencionáramos en este blog, para este año el PRO prevé una casi nula inversión en subtes, se contempla terminar con la extensión del Subte E en 2019 al igual que la conclusión de la estación Facultad de Derecho de la Línea H. Pura especulación electoral.
Buenos Aires fue la Ciudad pionera  en materia de Subtes. La línea A fue la primera línea de Subterráneos de Latinoamérica y del hemisferio sur, inaugurada en diciembre de 1913. Hoy, luego de una década de gobierno macrista, estamos muy lejos de ser la Ciudad líder en materia de transporte que supimos ser.

No hay comentarios:

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog