miércoles, 27 de diciembre de 2017

Nuevo Jefe de la Policía de la Ciudad bajo la sombra del "Fino" Palacios

Vuelve. Todo vuelve. 
Cuando la policía de Macri se llamaba Policía Metropolitana y estaba comandada por el Fino Palacios había convocado a policías de la Federal que habían sido desafectados en la purga ordenada por el entonces Presidente Néstor Kirchner en marzo de 2004. Muchos de esos oficiales están señalados por haber integrado la Superintendencia de Seguridad Federal, órgano que realizaba tareas de inteligencia durante la última dictadura militar. Entre los rescatados estaba Carlos Arturo Kevorkian, quien se desempeñó como Superintendente de Investigaciones de la Metropolitana.
Luego de ocho meses de acefalía, debido a la detención por cobrar "coimas" del primer Jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, el actual Jefe de Gobierno ha designado como nuevo Jefe de la Policía de la Ciudad a Carlos Arturo Kevorkian.
Kevorkian ya es todo un militante del PRO, trabaja junto a ellos desde que Mauricio Macri era jefe de Gobierno y el ministro de Seguridad era Guillermo Montenegro. El nuevo jefe policial fue pare del frustrado proceso de creación y puesta en marcha de la Metropolitana y tenía un estrecho vínculo con  Jorge "el FinoPalacios, primer jefe de la fuerza creada en 2008.
El entonces comisario mayor de la Policía Federal, Carlos Arturo Kevorkian, estaba al mando de un operativo en la cancha de Huracán el 25 de junio de 2005, cuando la hinchada de Defensores de Belgrano fue apaleada. Un chico de 17 años murió a causa de los golpes, en lo que se caratuló como “homicidio culposo”. En la causa penal, se constató mediante una filmación periodística que Kevorkian, vestido de civil, amenazó a los hinchas de Defensores que salían del partido contra Chacarita: “Te hago cagar a palos, ¿cuál es el problema?”. También consta en la causa que uno de los simpatizantes le gritó a Kevorkián: “Nosotros pagamos la entrada y vos nos cagás a palos”. Y la repuesta no se hizo esperar. En tono burlón, vestido de civil y con el handy en su mano derecha, el comisario le contestó al hincha: “Y claro que sí”.
Sin embargo, pese a ese antecedente, el Ministro de Seguridad de entonces, Guillermo Montenegro mediante la Resolución 330 del 23 de abril de 2009 señala en su encabezado que “se designa responsable de la coordinación general para la puesta en funcionamiento de la Policía Metropolitana”, precisando en su único artículo el nombre del elegido para el cargo y las tareas que le encomiendan: “Asígnase al Comisario Mayor (RE) de la Policía Federal Argentina Carlos Arturo Kevorkian”.
Ya en funciones dentro de la ex Policía Metropolitana, Kevorkian no fue ajeno a la reventa de entradas en la cancha de River Plate. Uno de los principales involucrados en el escándalo por la reventa de entradas en el club River Plate es un ex agente de inteligencia que hoy integra las filas de la Policía Metropolitana. Alejandro Rivaud, alias "el Francés", estaba supuestamente infiltrado en la barrabrava, reportaba directamente a la Superintendencia de Investigaciones de la Metropolitana, a cargo de Carlos Alberto Kevorkian. El fiscal José María Campagnoli había pedido la detención de Rivaud en el marco de la pesquisa que llevó adelante, pero los investigadores nunca pudieron determinar si estaba realizando tareas de inteligencia o si formaba parte del negocio que lideraban barras y dirigentes del club. La Policía Metropolitana no podía hacer tareas de inteligencia, la orden de Kevorkian era ilegal pese a que el Fiscal Campagnoli no lo imputó.
Con estos antecedentes, con el "Fino" Palacios como padrino político, y con un oscuro paso en la Policía Metropolitana en la que tuvo bajo sus órdenes al espía Ciro James, Horacio Rodríguez Larreta lo eligió para conducir la fuerza policial para que la gente se sienta más segura, más protegida.

No hay comentarios:

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog