lunes, 14 de septiembre de 2015

DOS MUERTES, SOLDATI y FUERTE LAVALLE - LA MIRADA DE LA PRENSA CANALLA

Una vez más nos encontramos frente a dos muertes inexplicables que indignan de la misma manera. Dos muertes evitables.
Pero también debe llenarnos de indignación el diferente tratamiento de una y otra en los medios de comunicación masivos, de cómo cierta prensa canalla utiliza una muerte y se olvida rápidamente de otra.
Primero fue en la Ciudad de Buenos Aires, en Villa Soldati, tres adolescentes cayeron de un sexto piso, casi 24 metros. Christian, un chico de 14 años murió y otros dos, de 15 y 17, sufrieron graves heridas.
Días después, murió un chico qom de 14 años en el Hospital Pediátrico de Resistencia, en Chaco, a raíz de un cuadro de tuberculosis y desnutrición que padecía desde hace tiempo. Ya en ese momento, muchos medios se olvidaron de Christian y de las causas de su muerte; para ellos la muerte de Oscar garpaba más, claro, la podían utilizar para esmerilar al Gobernador de Chaco y, de paso, tapaban la muerte de Villa Soldati en plena Ciudad de Buenos Aires que demostraba la desidia del Gobierno de Mauricio Macri. Una jugada impecable.
De manera miserable los medios masivos de comunicación instalaron la muerte de Oscar relativizando los informes médicos y señalando como culpable a la gestión del actual Gobernador, Jorge Capitanich. Se les escapó que el pibe nació en 2001, que en ese momento gobernaba el radical Ángel Rozas y que lo hacía desde el año 1995. Recién en diciembre de 2007 Jorge Capitanich asumió como gobernador de la provincia del Chaco, dato relevante ya que no se puede  ignorar que en 2007, de cada mil nacidos vivos, en Chaco, morían 22 mientras que ahora el índice se redujo a 11,8. Al momento de asumir Capitanich, Oscar ya tenía 6 años y, según el director de Materno Infancia de Chaco, Gabriel Lezcano,  tenía un cuadro médico de base complejo, que en los últimos días se agravó por una infección pulmonar, aclarando que la malnutrición del pequeño estaba asociada a su discapacidad severa que, entre otras cosas, genera dificultades en la absorción de alimentos; y no a la falta de comida en el núcleo familiar.  El deceso se produjo a consecuencia de una infección pulmonar severa –posible neumonía- que agravó su cuadro crónico causado por su discapacidad y enfermedad de base. Pese a ello, los medios insistieron con que se había muerto un chico de hambre y publicaban de manera obscena su foto agonizando en las tapas de sus diarios. 
Nunca les importó la vida de Oscar ni la verdad de lo acontecido, nunca tuvieron sentimiento alguno, sólo buscaron dañar al gobernador de Chaco y a la Presidenta utilizando para ello la muerte del pibe.
Prefirieron no hablar de Christian, porque hablar de él significaba denunciar la responsabilidad del Gobierno de la Ciudad por la falta de mantenimiento del complejo habitacional construido y, ahora, administrado por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC).  El Jefe de Gobierno de la Ciudad no cumplió con una ley y dos fallos judiciales que ordenaron la realización de las reparaciones.
Uno, debido a que un par de vecinas promovieron una acción de amparo en 2009 ante el peligro que el estado de deterioro suponía para los niños que viven y circulan por el edificio. Recién a finales de 2011 se dictó sentencia de primera instancia (autos caratuladosAndicoechea, María Eugenia y otra c/ GCBA s/ Amparo”) que ordenó a la Ciudad a efectuar las obras de reparación de ascensores, escaleras y balcones. El Gobierno de Mauricio Macri apeló y no obstante, en 2014 la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario confirmó el fallo de primera instancia.
El segundo fallo lleva un año y medio de incumplimiento, dentro del expediente N° 34250/0, donde existe también un dictamen de advertencia firmado el 29 de abril 2013, por el asesor tutelar de segunda instancia Gustavo Moreno, en el que alertaba sobre el riesgo para la vida de los vecinos.
El incumplimiento de las dos sentencias judiciales por parte del Gobierno de la Ciudad no fue debido a un problema presupuestario, plata no le falta a la gestión de Mauricio Macri, ya que el Programa Rehabilitación de Conjuntos Urbanos, que engloba esos edificios, tiene asignados por la Legislatura unos 195 millones para 2015, de los que sólo se ejecutaron casi 18 millones, es decir, sólo el 9 por ciento.
La muerte de Christian ha sucedido fruto de la irresponsabilidad de no haber cumplido con una manda pública; había dos sentencias judiciales que ordenaban arreglar balcones, frentes, ascensores y escaleras… Nada de ello se hizo y ahora hay un pibe muerto. La responsabilidad del Gobierno de Mauricio Macri surge claramente, ya no sólo por responsabilidades que surgen de las leyes vigentes, sino porque dos Jueces de la Ciudad le ordenaron realizar obras que nunca se hicieron.
Duelen mucho las muertes de Oscar y Christian e indignan por igual, pero sus causas resultas ser distintas. Una es consecuencia directa de políticas neoliberales que pregonaban un Estado ausente de las políticas públicas que nos sumergieron en el infierno del hambre y la pobreza. Otra es consecuencia de la desidia y negligencia de un Gobierno que promueve la restauración conservadora, que desobedece sentencias judiciales, que subejecuta presupuesto y pregona un Estado mínimo.
Mientras tanto, el blindaje mediático protege a un Gobierno de la Ciudad que subejecuta el presupuesto de las áreas sociales y gasta cada vez más en publicidad. Claro, esa publicidad es la pauta publicitaria de la prensa canalla.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOY
POLITICA
SI ES BUENA ...
PROCURA VIVIENDA ...
RESGUARDA LA SALUD ...
PROMUEVE LA EDUCACION ...
Y OFRECE SEGURIDAD A TODOS ...

Entonces porque el PRO en la C.A.B.A. no logra atender son sus descuidos espacios de vivienda digna, siendo esta deficitaria, no mejora el estado de los hospitales ni privilegia la educación bajo su gestión, etc., teniendo el mayor presupuesto de la historia porteña, siendo el tercero más grande del país y aún superior al de países del continente que deben administrar fuerzas armadas en la protección territorial ...?
Tomando como ejemplo comparable la República de El Salvador.
Con un presupuesto de u$s 4823 M. asume la responsabilidad de gobernar para 6.383.752 Salvadoreños en 21.040 km2, contra 2.890 151 de Porteños en 203,3 km2 ...
Si se quiere lograr otras cuerdas a tocar basta con investigar simplemente sobre datos igualmente comparables ...
Nadie va a dejar de votar al PRO mientras mire distraídamente pequeñeces sin saber que se debe hacer y no se hace ... esa tarea militante se debe encarar desde un análisis por pequeño que este sea ...
No es golpeando a locas y a ciegas como se clava un clavo, sino dándole en la propia cabeza con precisión, firmeza y contundencia.

Saber es muy bueno para la salud general ...

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog