domingo, 3 de marzo de 2013

En la Ciudad también hubo apertura de Sesiones

A pesar de que no se notó demasiado, Mauricio Macri también tuvo su apertura de Sesiones Ordinarias en la Legislatura porteña.
Todo empezó muy temprano, allá por las 8:30 de la mañana del viernes 1° de marzo.
Cerca de las nueve de la mañana y con casi media hora de demora, el Jefe de Gobierno comenzó a leer su escueto discurso, como si fuera un cultor de aquella vieja frase: "lo bueno, si breve, dos veces bueno".
Pero no, no fue esta la oportunidad para demostrar la veracidad de la frase, la excepción a la regla dirán sus cultores...
Lo cierto es que Mauricio Macri volvió a leer un discurso y volvió a leer mal, con una dificultosa dicción el Jefe de Gobierno tenía guionada hasta las pausas para que sus Diputados y funcionarios lo ovacionen o aplaudan. 
En el inicio de su alocución Macri ya mostró la hilacha, comenzó con un llamado al diálogo: "De nosotros depende que la Argentina que viene sea la del diálogo, la diversidad de ideas y la capacidad de disentir". Pero si de dialogar se trata, entonces, veamos que hace Macri con las audiencias públicas para debatir los aumentos en la tarifa del subte y en la de peaje, ambas convocadas para el mismo 1° de marzo, día de apertura de sesiones ordinarias en la Ciudad, en el Congreso Nacional, en la Provincia de Buenos Aires y en el resto del país, garantía absoluta de que las mismas audiencias públicas convocadas pasarán desapercibidas para los medios de comunicación. Así no hay diálogo posible, más aún si los porteños y porteñas nos despertamos leyendo en los diarios que las tarifas aumentarán a pesar de lo que se diga en las respectivas audiencias.
“Estamos abiertos a opiniones distintas, pero judicializar la gestión no es el camino adecuado. Eso sólo demora las mejoras”, prosiguió Macri dejando en claro que cuando las medidas cautelares son dictadas en contra de acciones o decisiones de su gobierno son malas, pero cuando se trata de la cautelar a la Ley de Medios es la Justicia la que le pone un freno a la Presidenta. Claro, ya sabemos que la coherencia no es una virtud en Mauricio.
Aprovechó su breve intervención para realizar algunos anuncios de gestión:
RED DE PROTECCIÓN SOCIAL: Se trata de integrar y aglutinar los planes sociales de la Ciudad en un solo programa que se denominará "En todo estás vos", cualquier apariencia con un consejo de Durán Barba es pura coincidencia... De lo que no se acordó Macri es de hablar del SAME, que no entra a las Villas o  a barrios carenciados de nuestra Ciudad, de que la Ciudad tiene los más altos índices de mortalidad infantil del país , de la UCEP.... Eso sí, en todo estas vos repite.
MEJORA DE LA CALIDAD EDUCATIVA: Para lo cual propone la creación de un instituto de evaluación y equidad educativa, resaltando que ya ha sido superada en la Ciudad, la emergencia edilicia de los establecimientos educativos. Sin embargo, once escuelas de la Ciudad no pudieron comenzar las clases porque no están terminadas las obras, sin mencionar, aquellos establecimientos que siguen encontrándose en estado deplorable. Nadie le dijo a Macri que su discurso tiene que coincidir con la realidad, que no basta con dibujar una pretendida realidad que no existe porque eso es sólo propaganda vacía y mentirosa.
SALUD PÚBLICA: Sin ponerse colorado, Mauricio Macri afirmó que "estamos terminando una revolución de equipamiento" -sic-. Suena raro escuchar la palabra revolución en Macri, pero suena indignante y repulsivo que nos diga que ha reequipado los hospitales de la Ciudad. Basta con señala al Hospital Rivadavia en Recoleta que se está derrumbando y al nunca terminado Hospital de Lugano. "No comments" diría el Coco.
ZONA SUR: Habló Mauricio de seguir desarrollando la zona sur y planteó una reparación histórica para los barrios de la Comuna 8. Mencionó también a las Villas y el gran trabajo que viene desarrollando el Gobierno de la Ciudad en esos barrios. Lo cierto es que la gestión macrista sigue sin solucionar el problema habitacional y no ha avanzado en la urbanización de ninguna villa, lo que se ve en esos barrios es cada vez más presencia del Gobierno Nacional que viene a suplir la ausencia de la Ciudad.
CIUDAD VERDE: Macri nos hablá de una Ciudad Verde porque logró que las bolsas que antes te daban en los supermercados de manera gratuita ahora te las cobran y encima dicen la consigna de su Gobierno, es como estar pagando un volante del PRO. Habla de la basura pero la única política que tienen los macristas al respecto es seguir enterrando la basura en la Provincia de Buenos Aires, algo así, como esconderla debajo de la alfombra. De la Ley de Basura Cero nada de nada, de nada. Árboles para teñir a la Ciudad de verde, cada vez hay menos, Macri se encarga de sacarlos y encima proyecta una carrera de TC 2000 en medio de Parque Thays, Plaza Francia y alrededores.
En apenas 23 minutos siguió con las mentiras y volvió a decir que su principal política de transporte es la construcción de bicisendas, "sueño con una Buenos Aires llena de bicicletas" afirmó Mauricio Macri. Todo ello, no sin antes vanagloriarse de realizar la reapertura de la Línea de Subtes con nuevos vagones, todos ellos más confortables, con aire acondicionado, etc.. Lo que no dijo este mentiroso consuetudinario es que esos vagones fueron comprados por el Gobierno Nacional.
Nada más que eso, fueron 23 minutos y nada más. Se trató de un discurso electoralista en el que sólo se hicieron promesas y se dibujó una realidad virtual que no se corresponde con el día a día de todos lo porteños.
Macri se fue como llegó, con cara de "yo no fui".

3 comentarios:

Dormidano dijo...

Yo me pregunto siempre hasta dónde puede mentir contra las evidencias que se le presentan en la cara misma de una ciudad que se desangra por sus acciones u omisiones.
Porque todo lo que dijo en el discurso es contrario a lo que hace o no hace en la ciudad.
Nada de lo que nombró le interesa y nada de lo que dijo que hizo fue hecho.
Todo es un gran cartel amarillo y "ponete playa".
Me desespera pensar que una mayoría nada despreciable de porteños sigue votando ese engaño cotidiano y me preocupa más que una porción que aumenta en el país más allá de la General Paz comienze a pensar que Mauri Papa es una opción.

DIDÍ dijo...

La verdad es que tenés mucha razón y ahí se evidencia una incapacidad política de la oposición en la Ciudad para desenmascar a Mauricio

el arista arrepentido dijo...

Me gusta eso de "cara yo no fui"

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog