sábado, 30 de junio de 2012

MACRI PIDE AMPLIACIÓN PRESUPUESTARIA QUE SIGNIFICA MAYOR DÉFICIT Y MAYOR ENDEUDAMIENTO


En el Buenos Aires que iba a estar bueno, Macri, una vez más, pide a la Legislatura porteña un aumento de presupuesto de más de 3400 millones de pesos, lo que equivale aproximadamente al 10 por ciento del presupuesto actual con la excusa de aumentar los sueldos, cuando en realidad lo que pretende es obtener más endeudamiento y asegurar un traspaso millonario a las empresas de basura y a sus empresarios amigos, los contratistas del Estado de la Ciudad. La ecuación de Macri es siempre la misma, endeudar a la Ciudad para favorecer a los grandes proveedores.
Por un lado, Macri pidió fondos para el aumento que pactó con el gremio municipal, maestros y médicos, por otro lado, quiere financiar dos corredores para el Metrobús, que superan los 24 Km. y se dividen en dos líneas, el Corredor 9 de Julio y el Corredor Sur", que unirá Puente La Noria con Constitución, y para incrementar en 50 Km. las bicisendas. Finalmente, otra parte de la ampliación es para pactar una "redeterminación de precios" en la recolección de basura que se estima en 418 millones de pesos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el contrato de la basura cuesta hoy siete veces su precio original en 2004.
Se desprende de los cálculos enviados por el Gobierno de la Ciudad, que la recaudación tributaria, especialmente por Ingresos Brutos, será mayor que la estimada (varias veces ya dijimos que Macri es el Jefe de Gobierno con mayor recaudación de la historia de la Ciudad) y de allí saldrán $ 1.575 millones para cubrir las subas de sueldos de la administración pública, pero serán necesarios otros $ 1.677 millones. De esa suma, $ 1.067 millones se obtienen con la disminución de otros activos financieros, que resultaría de dinero que se contabilizó al comienzo del ejercicio, mientras que otros $ 610 millones se cubrirán con endeudamiento público destinado en parte al financiamiento de inversiones en infraestructura vial (Metrobús, bicing, conectividad, etc.), según se indica en los fundamentos del proyecto enviado a la Legislatura por el Jefe de Gobierno.
ENDEUDAMIENTO. Se trata de la emisión de dos tipos de bonos. Uno es al estilo de los que se dan a proveedores para saldar la deuda por indemnizaciones que reclaman los recolectores de residuos por intermedio del gremio Camioneros, de Hugo Moyano. Así, a los camioneros se les dará una suerte de pagaré para cancelar $ 220 millones en dos años. En cambio, se emitirá un bono de endeudamiento por $ 390 millones, que ya llaman «bono de transporte» por el destino que tendrá el dinero. Esa emisión se colocaría en el mercado local, en dos tramos de 50 millones de dólares. Entonces, Macri va a emitir un bono para pagar las indemnizaciones a trabajadores de la basura, que forma parte de un acuerdo entre Macri y Moyano, ese es, el pagaré a dos años por 220 millones de pesos, que se destinará a unos siete mil recolectores de residuos, que tienen indemnizaciones pendientes desde 1998, de la época de Manliba, casualmente ex – empresa del Grupo Macri; y el otro bono, el de transporte se dividirá en dos tramos.
En conclusión, a la ya abultada deuda porteña, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, le quiere sumar otros 600 millones de pesos.  Esos 600 millones de deuda se sumarán además a los 5.100 millones que ya tiene la Ciudad, además de unos 2.400 millones de deuda flotante e intereses por más de 400 millones de pesos.
Si la Legislatura aprueba la ampliación presupuestaria, tal como la presentó Macri, el déficit financiero porteño pasará de los 1300 millones que están previstos en el presupuesto 2012 a 3000 millones de pesos y el stock de deuda, si se aprueba la ampliación, llegaría a un incremento del 280 por ciento para el período 2008-2012.
MAYOR ENDEUDAMIENTO y MAYOR DÉFICIT esa es la política económica de Mauricio Macri y del PRO. No importa que día a día aumente la recaudación impositiva del Estado de la Ciudad como una consecuencia directa de las políticas implementadas por la Nación, la Ciudad gobernada por Macri cada vez tiene más déficit y más deuda.
La Ciudad de Buenos Aires que quedará para los próximos gobernantes a partir de 2015 será un Estado endeudado y deficitario que no podrá planificar su futuro, porque el futuro de la Ciudad ya está hipotecado por Macri.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog