jueves, 8 de noviembre de 2012

DETRÁS DEL 8N

Se viene el 8N, emblemático cacerolazo convocado, esta vez sí, por una dirigencia política regresiva representativa de aquellos que quieren devaluación e instalar la lógica del miedo.
Nada de espontáneo, nada de autoconvocado, nada de democrático. Ni una sola propuesta.
Toda la parafernalia del PRO puesta al servicio de la marcha ciudadana, de la protesta de la gente diría TN... Más allá de operadores en las redes sociales nadie podrá ya soslayar que el mismísimo Mauricio Macri convocó al cacerolazo y marcha del 8N...
Nada de eso fue improvisación, todo fue planeado y ejecutado según un plan.
No obstante lo cual, debemos decir que si buscamos un actor político detrás del 8N, ese no es el PRO, sino que el PRO y toda la derecha vernácula se han sumado al mismo y tratarán de ser quienes mejor representen a esos indignados personajes que reclaman por la muerte de Cristina Fernández de Kirchner. Entonces, ¿quien está detrás del 8N?
Antes de responder a esa pregunta es menester señalar algunas cuestiones conceptuales previas. A partir de 1983 quedó muy claro que los Presidentes electos terminaban su mandato cuando vencía su plazo legal o cuando esos Presidentes carecían de consenso social que respalde su mandato presidencial. Así fue con Alfonsín, De la Rua y Duhalde que no pudieron terminar su mandato. A uno las corporaciones le dijeron que  "ya era un obstáculo", a otro no le soportaron su idiotez y la confiscación de los depósitos de todos los ahorristas, al último no le bancaron que mate a dos militantes populares luego de que incumplió todas sus promesas... 
Entonces, lo que se está buscando es que Cristina Fernández pierda el consenso popular para gobernar y que sea mayor el descontento social que la aprobación a su gestión de gobierno para que, de esa manera, se vea obligada a renunciar. Sí, estamos ante una marcha y una protesta destituyente y no es porque lo digamos acá, sino porque lo sostienen quienes convocan al 8N. La consigna que los unifica podríamos sintetizarla en un "FUERA K!!!".
Es en este contexto que no podemos soslayar ante el 8N el 7D, es decir, sin 7D no podemos entender el 8N. ¿Por qué? Porque al único que beneficia una masiva demostración de descontento y desaprobación de la gestión de Cristina Fernández es a quién le conviene que nunca llegue el 7D, que, casualmente, es el único que no respeta ni cumple con la Ley de Medios...
Sí, si hay que señalar un actor político como el gran titiritero, como el que maneja a su antojo a todos y a todas quienes operan para el 8N ese es CLARÍN... Y no vengan con que para elegir al culpable de todos los males, siempre elegimos a Clarín, porque en este caso la única corporación afectada por las políticas públicas es el Grupo que lidera Héctor Magnetto que, es quien trata de direccionar a todos y a todas (sin importar ideologías) en función del desgaste de un Gobierno que le puso límites legales.
Tenemos al actor político detrás de la protesta del 8N pero eso no querrá decir que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se quedé sin respaldo popular ni, mucho menos, sin fuerza militante que banque la parada más allá de la masividad o no del 8N. La fuerza de la Presidenta no depende de una, dos o mil marchas opositoras... Nada se va a modificar después del 8N, no se ilusionen. No va a surgir después del 8N una fuerza política que emerja como la única alternativa al oficialismo...
Lo único que va a pasar después de 8N es que muchos políticos se van a pelear por aparecer como los emegentes del 8N y una corporación económica y multimediática que seguirá diciendo "gracias por elegirnos todos los días" esgrimiendo sospechados ratings televisivos y estadísticas de ventas de diarios.
Detrás del 8N está Clarín y sus intereses económicos, vos no estás.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Muy bueno y esclarecedor lo de "sin 7D no hay 8N". Estoy de acuerdo

Dormidano dijo...

El 7D ocurrirá por muchos 8N que haya dando vueltas.
Porque el consenso para el 7D se construyó durante años y años de frustraciones.
El 8N es la unión por el espanto de la gente como uno.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog