martes, 8 de noviembre de 2011

NADA DE ESTO FUE UN ERROR

Nada de esto fue un error...*
La gestión de Mauricio Macri al descubierto por un (uno más y van...) trágico derrumbe de un edificio ubicado en la calle Bartolomé Mitre al 1200.
No fue un error porque no es un hecho aislado, no fue una casualidad sino que hay causalidad. Un Estado ausente de cara a las necesidades de vivienda de sus habitantes pero muy presente a la hora de facilitar y garantizar el negocio inmobiliario.
La gestión macrista lleva ya 20 derrumbes, 13 de edificios entre ellos, y el saldo fatal de 9 personas fallecidas y una desaparecida. Nada de esto fue un error...
De parte del Estado sólo vemos inexistencia de controles y corrupción y de parte de los grupos económicos del mercado inmobiliario sólo búsqueda de lucro al menor costo posible. Sin controles para que los constructores puedan abaratar costos en seguridad laboral y condiciones de trabajo, para que puedan abaratar costos en estudios de factibilidad y en obras de apuntalamiento previas a excavaciones o demoliciones.
El derrumbe del edificio de la calle Bartolomé Mitre 1232 sucedido el viernes 4 de noviembre es el de mayor importancia y relevancia de los 20 hechos similares ocurridos en nuestra Ciudad en los últimos 3 años. Por eso decimos que nada de esto fue un error.
Mauricio Macri se ha colocado a la vanguardia de los intereses de corporaciones empresarias y profesionales de la construcción y es, por ello, que impidió la aplicación de la Ley 3562 por la cual se establecía la obligación de inspeccionar toda obra durante las etapas de demolición y excavación precisando que las inspecciones deben realizarse la primera durante la demolición y las otras dos durante la excavación. Asimismo, la Ley 3562 establece que todo proyecto de demolición, excavación, submuración y apuntalamiento debe ser aprobado por el Gobierno de la Ciudad. Además, se crea el Registro Público de Demoledores y Excavadores, debiendo el Gobierno de la Ciudad publicar en su página web todos los expedientes de nuevas obras.
Si bien la falta de reglamentación no justifica su incumplimiento, el gobierno de Mauricio Macri no implementó la ley excusándose en dicha falta de reglamentación. En su defensa, el macrismo aduce la falta de consenso de los consejos profesionales y la abierta oposición de la Asociación de Ingenieros Estructurales.
Nada de esto fue un error, Macri privilegió la opinión de los empresarios y profesionales de la construcción por sobre los controles impuestos por una ley emanada de la Legislatura, el resultado, una ciudad sin controles y con edificios y construcciones que se derrumban.
La Ley 3562 fue sancionada por unanimidad y es incumplida por Macri para cuidar los intereses de los capitales de la construcción. Toda una decisión política. Macri tampoco es neutral...

*Canción de Paulina Rubio utilizada como hit de campaña electoral y festejos PRO

5 comentarios:

Ariel Rodríguez dijo...

Hoy lo escuchaba a Macri. Él dice que fueron a inspeccionar 7 (siete) veces por denuncias de los vecinos y todo estaba normal. O los vecinos son unos estúpidos (los hechos demuestran que tenían razón) o se llevaron 7 cometas los funcionarios PROcaces.

Saludos.

Excelente su blog!

el arista arrepentido dijo...

Nada de esto fue un error cantaba Macri y fue premonitorio, esto es lo que hay en la ciudad por cuatro años más, muy duro

Fernando dijo...

Hay un dato interesante: la ley para evitar derrumbes requiere del consenso de los constructores para ser aplicada, pero a los docentes les imponen una modificación de su estatuto. Como decían en la campaña dialogar los une, pero solamente con sus amigos.

DIDÍ dijo...

Una gran síntesis del pensamiento PRO, muy bueno Fernando. Abrazo

delia dijo...

hoy es 11.11.11 y nadie habla ya del derrumbe ni de la gente que quedo en la calle, nadie habla de responsablidades, nada de nada, estoy por hacerme del pro porque la verdad tienen una cancha para hacer cagadas y que a nadie le importa que da miedo, estoy harta.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog