viernes, 11 de febrero de 2011

TEATRO COLÓN: UN EJEMPLO DE GESTIÓN MACRISTA

Sin lugar a dudas, el Teatro Colón es la imagen misma de cómo Macri y el PRO gobiernan la Ciudad. Lejos de ser el mítico escenario lírico del país, hoy es el símbolo de la gestión macrista.

Macri usó al Teatro Colón como la contracara de los masivos festejos del Bicentenario organizados por el Gobierno Nacional. De un lado del obelisco, fiesta popular y masiva. Del otro lado, “el Colón” era inaugurado ese 24 de mayo con una exclusivísima gala para pocos. Macri exponía, como pocas veces, tan claramente a quienes representa. Mauricio intentaba rememorar la lejana inauguración del 25 de mayo de 1908.

Cuando en mayo de 2010 el Teatro Colón pudo por fin reabrir sus puertas, era esperable el inicio de un proceso de reversión de la prolongada decadencia. Pero lo que en mayo de 2010 no se decía era que Macri inauguró un teatro en obra, una obra en construcción.

Ahora, a principios del 2011, la lentitud con la que avanzan las obras de remodelación del principal escenario lírico del país es escandalosa. Además, lo que no se ve no se arregla. En el “Colón” los subsuelos están inundados, ahí donde deberían abrirse las salas de ensayo y los talleres de vestuario y escenografía. Como si eso fuera poco, los pisos 3º y 4º aún continúan en obra. A raíz de ello, parte del material bibliográfico está alojado en un container ubicado en un galpón de ingreso al predio de los ex Talleres Lavardén y a riesgo de deteriorarse por completo. Por ejemplo, tres tomos de recortes periodísticos de los años 1928 y 1929 se destruyeron totalmente por acción de hongos producto de la humedad, ya que el contenedor presentaba una rotura, suficiente para alterar el microclima y activar las esporas.

Nada de esto fue un error, a cinco meses de haberse reinaugurado, la dirección del Teatro Colón decidió levantar las fechas que quedaban de la temporada de Ballet 2010 debido a que los bailarines del cuerpo estable se negaban a seguir ensayando porque denunciaban que la sala no estaba en condiciones. El material con que está hecho el piso no es el adecuado y no se está trabajando en condiciones dignas, el piso está muy duro según denuncian los bailarines. Lo cierto es que los pisos no están, ni estaban en condiciones, ni los del escenario ni los de las salas de ensayo: están llenos de irregularidades en la densidad, tienen desniveles y el escenario es muy duro.

La suspensión de la temporada 2010 del Ballet Estable significó la suspensión de funciones de abono y extraordinarias de “El Corsario” y “La Bayadera”, y anteriormente se habían cancelado algunas funciones programadas para comienzos de la temporada 2010 (“Manón”), como así también el levantamiento de la última función de la ópera de Janacek “Katia Kábanová” a fines de septiembre, y la suspensión del concierto de la chelista Sol Gabetta a principios de noviembre del año pasado.

Como si todo esto fuera poco, la empresa que renovó el escenario, Patagonia Flooring & Decks, convirtió el viejo piso en un regalo institucional. Sí, ¡se chorearon las maderas! El piso histórico del escenario de la sala que dicha empresa cambió a nuevo se ha transformado en regalo empresarial. El presente viene envuelto en una caja con el nombre de la empresa, la madera misma está recubierta por un papel de envolver. El pedazo de piso contiene una placa que dice: "Este tablado es un fiel testigo del sublime arte que nos brindaron personalidades como Julio Bocca, Mijail Barishnikov, Rodolf (sic) Nureyev, Leonard Bernstein, Herbert Von Barajan (sic), Zubin Mehta y grandísimos artistas". Al dorso hay una certificación firmada por una escribana y la publicidad que usó Patagonia Flooring & Decks en la que aparece una foto de Julio Bocca acompañado por el siguiente texto: “Bailé sobre los mejores escenarios del mundo, por eso elegí para mi casa a quienes renuevan el Teatro Colón”. Mucho marketing, mucha realidad virtual y poco de real, sobre todo porque Bocca no bailó sobre el escenario renovado por Patagonia Flooring & Decks, sino sobre el souvenir empresarial que regaló dicha firma comercial. En cada acto, en cada área, en cada hecho de gestión macrista siempre hay un negocio privado con fondos públicos.

A todo esto, el Director Pedro Pablo García Caffi considera que todos los problemas del Teatro Colón se deben a la existencia de un grupo “cuasi mafioso” que estaría compuesto por delegados gremiales de los trabajadores. Por ello, a un día del brindis de Año Nuevo, decidió suspender a 17 trabajadores y, la primera medida del año, la resolución 001, fue ampliar la suspensión de otros 7 trabajadores del Colón por 30 días más. Hace poco nos enteramos que el Gobierno de la Ciudad demandó a los trabajadores del Colón por “daños y perjuicios” debido a la suspensión de la temporada 2010. Más allá de constituir una aberración jurídica (la de demandar a trabajadores que ejercen su constitucional derecho de huelga y de peticionar ante las autoridades), la acción judicial demuestra que para Macri es más fácil cargar culpas sobre trabajadores que reconocerse como un incapaz e ineficiente gobernante.

El Teatro Colón es la muestra más acabada del modo de gobernar del PRO. Mucho marketing, muchas personalidades dignas de la Revista Caras, exclusivo almuerzo del Jefe de Gobierno con Mirtha Legrand… Todo sirve para tapar el calamitoso estado del Teatro Colón, las deficiencias de sus escenarios y de sus salas de ensayo y las lesiones de los bailarines a causa de ello.

Eso es Macri, mucho ruido y pocas nueces.

5 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Lo que pasa en el Teatro Colón es terrible, es muy buena la utilización que haces del mismo como símbolo de la gestión de Mauricio Macri.

Daniel dijo...

Muy bueno y para pensar, si el Colon que es algo que le importa a Macri está en esas condiciones, que les espera al resto de la Ciudad

SIL dijo...

Mauricio se cargó al Colón y a toda la Ciudad, muy buen resumen de la situación del Teatro.

DIDÍ dijo...

Ahora los integrantes de la Orquesta Estable y de la Filarmónica, han decidido iniciar acciones judiciales a los fines que la Justicia les garantice el pleno ejercicio de los derechos constitucionales frente al ejercicio abusivo del poder que ejercen los funcionarios del Gobierno local. El conflicto sigue escalando y el PRO nada hace para detener el deterioro del Teatro.

maby dijo...

EN LA FOTO HAY DOS RIDICULOS , FALTA DEL SEL CON LOS TACOS ALTOS Y ESTAMOS TODOS.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog