miércoles, 15 de diciembre de 2010

JUICIO POLÍTICO EN VEREMOS DESPUÉS DE VILLA SOLDATI

En la Ciudad de la Furia hubo de todo.

Luego de los hechos del Parque Indoamericano, la Comisión Investigadora Especial de la Legislatura emitió sus dictámenes y sus informes.

Primero corresponde pasar revista a los hechos de Soldati.

Represión policial, pasividad posterior, racismo y xenofobia de parte del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, racismo de parte de vecinos intolerantes, bandas organizadas que impusieron su ley durante casi una semana, barrabravas contratados para generar más violencia.

Macri y el PRO no dudaron en utilizar barras bravas y punteros para azuzar a los vecinos asustados de modo que atacaran a los habitantes de las villas, más después de la arenga de Macri pronunciada en la propia Jefatura de Gobierno cuando acusó a la inmigración descontrolada proveniente de países limítrofes de todos los males de la Ciudad.

A esta altura de los acontecimientos ya no caben dudas que hubo barrabravas del fútbol vinculados con Macri que intervinieron en el desencadenamiento de la violencia. Ello se corrobora a partir de filmaciones que muestran a personas de civil disparando junto al contingente policial.

El hecho inédito de la actuación conjunta de la Policía Federal y la Policía Metropolitana produjo el lamentable resultado de las muertes de Bernardo Salgueiro y de Rosmarie Churra Puña, asesinados el miércoles. La Metropolitana está, además, acusada de haber asesinado a Juan Castañeta Quispe.

En este marco, tanto un sector del periodismo como los representantes locales de las fuerzas políticas que revisten en la oposición al gobierno nacional se han mostrado muy condescendientes con las autoridades del Gobierno de la Ciudad y hasta, han justificado la falta de políticas públicas del macrismo en materia de vivienda al pretender mostrar como único responsable de las políticas sociales al Gobierno Nacional. De manera obsesiva, se trata de mostrar al Gobierno Nacional como responsable de aquello de lo que debe hacerse cargo el Gobierno la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sin dudas, es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la responsable de la problemática ambiental, urbanística y de vivienda de los barrios del sur de nuestra ciudad. Es la obligación que le impone la Constitución porteña al proclamar la promoción del “desarrollo humano y económico equilibrado, que evite y compense las desigualdades zonales dentro de su territorio” (Conf. Art. 18) y reconoce además el derecho de toda persona a gozar de un ambiente sano, así como su deber de preservarlo y defenderlo en provecho de las generaciones presentes y futuras…” (Conf. Art. 26) y, fundamentalmente, reconoce el “derecho a una vivienda digna y a un hábitat adecuado” (conf. art. 31 C.C.A.B.A.). A fin de hacer efectivo ese derecho, la Ciudad se ha obligado constitucionalmente a “resolver progresivamente el déficit habitacional, de infraestructura y servicios, dando prioridad a las personas de los sectores de pobreza crítica y con necesidades especiales de escasos recursos” (inc. 1) y a “auspiciar la incorporación de los inmuebles ociosos, promueve los planes autogestionados, la integración urbanística y social de los pobladores marginados, la recuperación de las viviendas precarias y la regularización dominial y catastral, con criterios de radicación definitiva” (inc. 2).

En ese mismo sentido, consecuente con su obligación, la Legislatura porteña mediante diversas normas (Leyes 1061, 1333, 1719, 1770, 1853, 1868 2054, 2194, 2821, 3277, 3343, 3352, y 3549) ha declarado la emergencia urbanística y ambiental en la totalidad de la zona sur de la Ciudad. Durante el año 2009, el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) le encomendó a la Corporación del Sur S. E. la realización de obras de urbanización en las Villas 1-11-14, 3, 17, 19, 20, 21-24, Barrio Carrillo, Barrio Soldati, Los Piletones y Villa Calaza.

La breve reseña realizada permite concluir que los barrios del sur de la Ciudad de Buenos Aires, comúnmente denominados “Villas”, deben las precarias condiciones ambientales en las que se encuentran al incumplimiento de normas específicas de urbanización por parte del Gobierno de la Ciudad, es decir, por falta de gestión y por ausencia de ejecución de políticas públicas por parte del Poder Ejecutivo porteño encabezado por Mauricio Macri.

El Jefe de Gobierno denuncia una ausencia del estado. Parece entonces que solo concibe como Estado presente a aquel que reprime y parece olvidar que él conduce el Estado en la ciudad de Buenos Aires y que la autonomía de la Ciudad que tanto reclama, se trata no solo de la transferencia de la policía sino de hacerse cargo de las obligaciones impuestas por la constitución en materia de políticas sociales.

Mientras todo eso pasaba, y finalizaba, la Comisión Investigadora Especial conformada en la Legislatura porteña para investigar las escuchas ilegales de Ciro James, “el Fino” Palacios y Macri emitió sus informes, dictámenes y recomendaciones. Todos los bloques parlamentarios de la oposición suscribieron un dictamen único con la sola disidencia parcial de Marcelo Parrilli, hicieron hincapié en el pedido de la modificación de la cúpula de la Policía Metropolitana, también solicitan que se revea el sistema de compras y contrataciones de la nueva policía porteña y expone fuertes críticas en el armado de esta fuerza, que apuntan a su titular Eugenio Burzaco. La disidencia de Parrilli apunta a que dicha situación es demostrativa del mal desempeño del Jefe de Gobierno y por dicha razón solicita que se inicie el procedimiento de Juicio Político contra Mauricio Macri.

En el otro dictamen e informe, los diputados macristas piden el descabezamiento de la cúpula de la SIDE y una investigación sobre el comportamiento de sus agentes a los que consideró posibles miembros de una organización paraestatal de espionaje. También embisten duro contra el Juez Oyarbide, sobre quién solicitan que sea investigado por el Consejo de la Magistratura Nacional.

Así llegaron a la Sesión de hoy en la Legislatura en la que debía informarse sobre lo resuelto por la Comisión.

En la previa, la Diputada Gabriela Cerruti aseguró que también pediría el juicio político a Macri y se sumó el Diputado de Proyecto Sur, Fabio Basteiro.

Al comenzar la Sesión, unos y otros iban y venían. Conferencia de prensa de unos, conferencia de prensa de otros.

Sin el PRO y presidida por el impresentable Julio Raffo (Proyecto Sur) comenzó la sesión especial del día jueves en la Legislatura porteña. Todo estuvo en su cauce normal hasta que el Bloque del PRO decidió bajar al recinto y plantear cuestiones reglamentarias para tratar de impedir que la Legislatura continúe sesionando.

La maniobra del PRO hubiese sido estéril sino fuera por la impericia, negligencia y desconocimiento del Vicepresidente 2º de la Legislatura, Julio Raffo perteneciente al Bloque Proyecto Sur. En efecto, todas las chicanas macristas encontraban recepción a partir de la desesperación con la que Julio Raffo trataba de leer el Reglamento Interno de la Legislatura. Festín macrista e inoperancia de Raffo.

El descontrol de la Legislatura llegó a su climax en el momento en que los absurdos planteos del PRO provocaron que Raffo, sin la votación correspondiente, decidiera “decretar” un cuarto intermedio.

A la vuelta, con el PRO insistiendo en sus chicaneros planteos reglamentaristas que confundían un informe (tal como era lo que sucedía en la Legislatura en ese momento) con un tratamiento de una ley y la imposibilidad, ineficacia e inoperancia de Raffo para lograr ordenar el debate, la oposición se retiró del recinto.

La maniobra macrista sólo tuvo éxito gracias al ignorante accionar de quien presidía la sesión, el Diputado Julio Raffo de Proyecto Sur. Quizás el mayor acierto de los diputados PRO haya sido el solicitarle al Vicepresidente 1º, Oscar Moscariello, que se ausente de la sesión del día de la fecha.

Sin la oposición en el recinto, el macrismo monologó un rato y se retiró a realizar una nueva conferencia de prensa.

Así como durante los hechos del Parque Indoamericano, otra vez la política de la Ciudad estuvo ausente. El aparato paraestatal montado por Macri y “el Fino” Palacios ha quedado sin la debida dilucidación de responsabilidades políticas porque la política de la Ciudad sigue ausente.

En este escenario, tanto Mauricio Macri como Cristina Fernández de Kirchner demostraron que tienen claro lo que hacer. Ambos representaron cabalmente a los sectores que dicen y quieren representar.

Mauricio Macri ante las tomas y la ocupación del Parque Indoamericano respondió solicitando represión y palos, estigmatizando a bolivianos y paraguayos, solicitando leyes más duras contra la inmigración de países limítrofes. Se puso la camiseta de la derecha clasista y elitista. Clasista, porque su supuesta xenofobia no es tal, a Macri le molestan los paraguayos y bolivianos pobres, no los ricos.

Cristina Fernández de Kirchner aseguró que los problemas sociales no se resuelven con represión, que la Argentina no se iba a sumar al club de países xenófobos y, a pesar de no ser responsabilidad primaria del Gobierno Nacional, ofreció soluciones. En el camino, decidió la creación del flamante Ministerio de Seguridad y la reestructuración de las fuerzas de seguridad.

3 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Ha vuelto!!! Y cómo!!! Un escándalo la Ciudad de la Furia, la cantidad de cosas que han pasado y el blog parecía estar cerrado por derribo.
Lo de la Legislatura es patético, no tiene nombre, lamentable. Lo de ese Raffo (amigo íntimo de Pino) es de una pobreza intelectual y espiritual muy grande, por la tele se lo veía con cara de asustado, el miedo del ignorante.
El PRO no solo contrata barrabravas y patotas para disparar contra vecinos sino que a algunos de ellos los hace legisladores de la Ciudad.
Qué falta de respeto que atropello a la razón

marcelo dijo...

Una síntesis de lo ocurrido. Claro que faltan cosas que se ven en las fotos. La banda de Ritondo que atacó policías y a la prefectura, el hombre en las villas de Pagani y el PRO que es el Comandante Rodríguez, los barrabravas identificados y, casualidad o no, muchos con la camiseta de Chicago, del barrio de Mataderos, amigos de Ritondo actual presidente del bloque de diputados PRO en la ciudad.

estela dijo...

Que llegue pronto el 2011! Basta de Macri, y a ver si se le inicia el juicio político de una vez

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog