domingo, 14 de noviembre de 2010

EN LA JUSTICIA PARA RESTITUIR EL SERVICIO DE ZOOTERAPIA

Página/12 Sábado, 13 de noviembre de 2010

Un lugar para los chicos y sus animales

El servicio funcionaba desde hace 17 años en el Parque Roca, para chicos con diversas discapacidades. Pero el mes pasado fue cerrado. Ahora, una jueza ordenó reabrirlo. Si no lo hace, el ministro de Salud, Jorge Lemus, será multado.

La Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad que reabra de forma “inmediata” el Servicio de Zooterapia para niños con discapacidades que funcionaba en el Parque Roca. El programa de terapia no convencional, dependiente del Ministerio de Salud porteño, había sido cerrado el 19 de octubre, situación que llevó a que un grupo de vecinos presentara una acción de amparo contra el Ejecutivo para solicitar su reapertura. El próximo lunes, el ministro Jorge Lemus deberá explicar ante la Justicia los motivos del cierre y, de no hacerlo o de responder de forma parcial, será pasible de una multa, según establece el fallo.

La jueza Elena Liberatori, del Juzgado 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, ordenó el jueves por la noche a través de una medida cautelar la “inmediata reapertura del Servicio de Zooterapia del Parque Roca” e instó al ministro de Salud, Jorge Lemus, a que el lunes “informe al tribunal acerca del cumplimiento” de la medida dispuesta. “En caso de incumplimiento o de informe parcial”, Lemus podrá recibir “una multa de hasta 30 por ciento de su sueldo mensual bruto”.

El Servicio de Zooterapia, ubicado en la avenida Julio Roca 3490, albergaba, según los vecinos demandantes, a 500 niños con diversas discapacidades psicofísicas que a través de la terapia con perros lograron mejorar sus condiciones de salud. En el último mes que funcionó, el espacio terapéutico tuvo 467 prestaciones, según contó Elsa Szarchman, coordinadora del servicio hasta el momento en que cesaron sus actividades.

En la argumentación de la acción de amparo, firmada por Juan Manuel Di Teodoro, se expresa que “el cierre del servicio resulta lesivo de los derechos y garantías de los niños que son allí atendidos”. El texto agrega que “el daño que se les está haciendo a estos niños puede llegar a ser irreparable, toda vez que corren riesgo de retrotraer su situación al momento previo de sus tratamientos”.

Di Teodoro expresó que tanto a él como al resto de los vecinos que iniciaron la demanda les pareció “una barbaridad que no se tenga como prioritaria la atención de estos chicos”. Según el firmante del amparo, “Lemus dijo que tenía problemas presupuestarios” para sostener el servicio, pero a la vez que lo cerraba, en su cartera “compraron cuatro Citroën C4 por una suma de 400 mil pesos”.

Szarchman, que tuvo a cargo el servicio desde su creación, hace 17 años, informó que todavía no recibió aviso alguno del ministerio para reincorporarse en su trabajo y denunció una “campaña” en su contra, encabezada por funcionarios de esa cartera.

Susana Scazzioti, madre de Candela, una pequeña con síndrome de Down que asistía a zooterapia, expresó: “Estamos a la espera de que el ministro conteste y que vuelva a abrir el centro. No podemos estar sin el servicio”. Por su parte, Di Teodoro advirtió que si Lemus no se presenta, pedirán “que se haga efectiva la multa y que se tome otra medida para sancionarlo”.

Al momento de dictar la cautelar, Liberatori estaba de guardia, por lo que la causa fue derivada al Juzgado Nº 5, a cargo de Fabiana Shafric.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Abogados trabajando. Menos mal que para el lado de los buenos. Jajajaja! Felicitaciones y a no aflojarle...

Beto dijo...

Ese Lemus es impresentable, una buena... Felicitaciones!!

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog