miércoles, 24 de noviembre de 2010

CLARÍN NO TIENE LÍMITES. MIENTE, MIENTE, MIENTE...

El "Gran Diario Argentino" ya no tiene límites. Ayer, la tapa informaba que el Secretario de Comercio de la Nación había agredido al embajador de Brasil usando un tono agresivo al expresar la preocupación del Gobierno argentino por la práctica de dumping por parte de empresas brasileñas que venderían, en el mercado argentino, productos a precios más bajos que los cobrados en su propio país.
Una berreta operación de prensa basada en una mentira, surgida de un periódico brasileño que opera en favor de esas empresas que practican dumping en nuestro país. El objetivo del pasquín brasileño y de su par argentino era el mismo: debilitar y deteriorar las relaciones diplomáticas, comerciales y políticas entre Argentina y Brasil.
Durante el día de ayer, el propio gobierno del Brasil se encargó de desmentir la tapa del diario Clarín. Hoy, el diario La Nación informa que Brasil niega "supuestas" amenazas. También Página 12 informa la desmentida de Brasil y el diario Tiempo Argentino titula en su tapa "Brasil negó cortocircuitos con el gobierno argentino". Tan evidente fue la maniobra que hasta Clarín tuvo que publicar la desmentida, claro que no fue tapa ni le dieron toda la cobertura editorial que ayer le dedicaron al Secretario Guillermo Moreno, por supuesto. El daño estaba hecho, la operación también, por eso, la desmentida viene en envase chico, con poco espacio y ninguneada en su título: "Brasil le baja el tono al episodio de Moreno con su embajador". Un lector desprevenido, que solo lee el título, se queda con la idea de que la agresión existió y que la diplomacia brasileña en un gesto de cortesía le baja el tono. Pues no, no existió agresión.
Las mentiras tienen que tener un final, no se puede continuar con tan canalla accionar. Clarín no tiene límites, tal vez eso sea así, porque está hecho a imagen y semejanza de su dueña, una mujer que no tuvo reparos en apropiarse de dos bebés, hijos de desaparecidos, sustituirles su identidad y ponerles el apellido de su marido ya fallecido. Entonces, ¿de qué no será capaz Clarín?

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Lo de Clarín es inadmisible. No puede ser que invente para hacer una operación de ese calibre, poniendo en riesgo la relación entre Argentina y Brasil. ¡Qué te pasa Clarín! ¿Est{as nervioso?

beto dijo...

Basta clarín! Basta, ya!!!

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog