sábado, 11 de septiembre de 2010

CUÁNTO MÁS TENDRÁ QUE PASAR?

Un nuevo derrumbe en la Ciudad de Buenos Aires. Un boliche que estaba habilitado como restaurant y casa de fiestas privadas. Inspectores del Gobierno de la Ciudad que hacen la vista gorda. "Siga, siga" pareciera ser el grito de esos inspectores. Dos chicas muertas. 25 heridos. Muchos gritos. El vip se vino abajo...
¿Mauricio? De vacaciones, haciendo una "pre luna de miel" con su novia...
Los funcionarios macristas dicen que había unas 150 personas, los integrantes del grupo Ráfaga (actuaron en el lugar) aseguraron que había más de 300...
En ese lugar, una vez más, empresarios inescrupulosos organizaban recitales o shows en vivo todos los jueves (desde el año 2009) pese a que se suponía que era sólo un restaurant -ver aquí una muestra-. Ningún inspector del Gobierno de la Ciudad se hizo presente algún jueves en el lugar, pese a que en la web se publicitaba el evento...
Hace un mes se derrumbó un gimnasio en Villa Urquiza, habían ocurrido ya 5 derrumbes en 15 meses, uno cada tres meses... Todos consecuencia de lo mismo, un Estado ausente o corrupto que convalida cualquier cosa, y de empresarios inescrupulosos y coimeros... Macri era empresario? Llenó el gobierno de "gerentitos" de empresas privadas?
La tragedia se podría haber evitado si el gobierno hubiera hecho cumplir la ley como le corresponde. Son muchos los porteños que corren riesgo de muerte por este Estado ausente. La tragedia no es un tsunami, ocurrió porque existe un Estado ausente, porque ha una mala política, irresponsable y cómplice de la corrupción. La política tiene responsabilidad porque, con las leyes vigentes, la tragedia no hubiera existido. Lo único que interesa ahora es esclarecer la verdad para que hechos como éstos no vuelvan a ocurrir, decía Mauricio Macri luego del incendio en República Cromañón según nos recuerda hoy la tapa de Página/12.
Es un buen momento para que Macri recupere la memoria y actúe en consecuencia. Los derrumbes en la Ciudad de Buenos Aires se podrían haber evitado. También deberían recuperar la memoria los diputados del PRO que promovieron el juicio político a Aníbal Ibarra, Jefe de Gobierno en tiempos de Cromañón.
Con memoria y coherencia, Macri debería renunciar. Con memoria y coherencia el PRO debería pedirle a Macri que renuncie y si no lo hace, debería iniciarle el juicio político y promover su destitución.
En la Ciudad de la Furia vienen sucediendo muchos "Cromañón" en miniatura, ¿Cuántos más hacen falta para que Macri se vaya? ¿Cuántas muertes deberán producirse? ¿Qué más tiene que pasar para que la Ciudad tenga controles de verdad?

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

la coherencia no es pro.

laura dijo...

El único problema con lo que pasa es que cuesta vidas.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog