sábado, 4 de septiembre de 2010

A 40 AÑOS DEL TRIUNFO DE SALVADOR ALLENDE EN CHILE

Tras tres intentos fallidos de alcanzar la presidencia, Salvador Allende logró triunfar en las elecciones presidenciales de Chile. Fue hace 40 años, un 4 de septiembre. Ese 4 de septiembre de 1970 Salvador Allende decía: "Han sido el hombre anónimo y la ignorada mujer de Chile los que han hecho posible este hecho social trascendental. Miles y miles de chilenos sembraron su dolor y su esperanza en esta hora que al pueblo pertenece".
Se iniciaba un proceso político en América Latina de integración y solidaridad entre los pueblos, un proceso de lucha anti imperialista que tendría su réplica en nuestra patria con el triunfo de Héctor Cámpora. Los movimientos populares latinoamericanos comenzaban así a transitar el camino de liberación e integración que le devolvía al continente su dignidad.
Se iniciaba así lo que Juan Domingo Perón, en 1968, había denominado "LA HORA DE LOS PUEBLOS", el momento de la integración latinoamericana, integración que ha de ser obra de nuestros países,-sostenía Perón- sin intervenciones extrañas de ninguna clase, para crear, un mercado ampliado, sin fronteras, con progreso técnico y la expansión económica, para evitar divisiones que puedan ser explotadas; para mejorar el nivel de vida de nuestros 200 millones de habitantes; para crear las bases reales y fuertes para los futuros Estados Unidos de Latinoamérica.
El 4 de septiembre de 1970 y desde los balcones de la Federación de Estudiantes de Chile, Salvador Allende decía: "Hemos triunfado para derrotar definitivamente la explotación imperialista, para terminar con los monopolios, para hacer una seria y profunda reforma agraria, para controlar el comercio de importación y exportación, para nacionalizar, en fin, el crédito, pilares todos que harán factible el progreso de Chile, creando el capital social que impulsará nuestro desarrollo".
Lo ocurrido después es historia conocida, la trágica noche de las Dictaduras Militares y su Plan Cóndor se ciñeron sobre el continente, apoyados y adoctrinados por las grandes potencias imperialistas, produjeron el mayor genocidio continental del Siglo XX.
Hoy, 40 años después, América Latina vuelve a ponerse de pie. Hoy, con gobernantes que se parecen a sus pueblos, la integración continental es realidad, la Unión de Naciones del Sur (UNASUR) consolida esa unidad continental aportando soluciones propias a nuestros propios problemas.
Ese es el mejor homenaje a quien el 11 de septiembre de 1973 asesinaban cobardemente y antes de morir decía "Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que por lo menos será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición".

No hay comentarios:

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog