viernes, 16 de julio de 2010

MACRI RECONTRAPROCESADO. Consideraciones sobre el fallo de la Cámara Federal

Mauricio Macri está preocupado, ya no es la misma enjundia con la que atacaba a Néstor Kirchner después de cada procesamiento judicial. Tampoco las caras del gabinete PRO y de sus principales espadas legislativas no eran las mismas de antes. Gestos adustos, sonrisas nerviosas, y dirigentes gambeteando a periodistas.
No es para menos, la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, en fallo unánime, ha decidido ratificar el procesamiento del Jefe de Gobierno por considerarlo "prima facie" autor penalmente responsable del delito de acceder indebidamente a una comunicación telefónica o electrónica, del delito de abuso de autoridad y del delito de falsificación de documentos públicos en concurso real con los delitos de interceptar telecomunicaciones privadas o de acceso restringido y el delito de falsificación de documentos. La imputación de estos delitos no parece corresponderse con la de una conducta de un hombre de la Democracia y la república, pero esa parece ser la particularidad del jefe de Propuesta Republicana.
En sus considerandos, la Sala I ha tenido especialmente en cuenta que se encuentra debidamente probado en la causa que Jorge "el fino" Palacios era la pieza clave de una asociación ilícita destinada a la realización de tareas de inteligencia (entre ellas epionaje y escuchas telefónicas), en la que Ciro James era una parte importante dada su vinculación con "el fino", relación que era "tributaria de una relación vertical de mando que se había forjado cuando ambos trabajaban en la Policía Federal Argentina". Asimismo, destacan los camaristas que Palacios fue designado por Macri al frente de la Policía Metropolitana donde "estaba prevista la incorporación de Ciro James en un cargo de jerarquía". Para su incorporación a la nueva fuerza policial, Ciro James presentó su perfil como especialista en tareas de inteligencia refiriendo en su CV sus amplias relaciones con otras fuerzas de seguridad, tanto nacionales como internacionales. Macri aparece como responsable, en términos jurídicos, resulta evidente al ser una parte indispensable en la contribución al armado de un aparato de inteligencia montado a la sombra de la Policía Metropolitana.
La sospecha fundada sobre Mauricio Macri y su responsabilidad penal empieza a hacerse evidente ante dos sugestivos hechos: 1) la contratación de Ciro James en el Ministerio de Educación se realiza casi en la misma fecha en la que se interviene el teléfono de Néstor Leonardo, cuñado de Macri; 2) la prueba surgida a partir de las antenas de telefonía celular demuestran la comunicación telefónica entre James y Macri, y además, prueban la presencia de James en las cercanías del domicilio particular de Mauricio Macri instantes después de retirar las grabaciones de las conversaciones de Leonardo de la SIDE. Sin embargo, los camaristas toman como determinante para que el reproche penal sea atribuido a Mauricio Macri el hecho de que es el Jefe de Gobierno el único funcionario capaz de decidir la contratación de James en el Ministerio de Educación con un sueldo como el que percibiría en la Policía Metropolitana ocupando un cargo jerárquico. Esa contratación de James es la contribución de Macri al armado del aparato de inteligencia, ya que le provee de un recurso humano altamente calificado y lo suficientemente relacionado para llevar adelante sus tareas.
La elección del Ministerio de Educación como dependencia para la contratación de Ciro James surge a partir de que el responsable administrativo de dicho Ministerio es Andrés Ibarra quien conoce al "fino" Palacios desde que trabajaron juntos en el Club Boca Juniors y porque Ibarra fue designado en ese lugar por pedido de Mauricio Macri al entonces Ministro Mariano Narodowski.
Asimismo, a pesar de estar contratado en el Ministerio de Educación, Ciro James se ha presentado en el Ministerio Público Fiscal como representante de la Policía Metropolitana en distintas reuniones oficiales.
La responsabilidad de Mauricio Macri aparece claramente visible en este resumen de hechos. El tiempo se acaba para Macri y las excusas también, ya no pueden acusar a un Juez Federal y sus relaciones con el poder político nacional porque han intervenido un nuevo Fiscal, el Dr. Germán Moldes, y tres nuevos magistrados, los Dres. Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah, integrantes de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.
De aquí en adelante lo que queda es continuar reuniendo elementos de prueba y elevar la causa a juicio oral. Si la Legislatura de la Ciudad no da pronto una respuesta política a este inédito hecho de gravedad institucional, quizás sea un Tribunal Oral en el que ponga fin a la gestión Macri al frente de nuestra Ciudad. La responsabilidad penal de Macri es cada vez más clara.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Sin palabras, lo de Macri es espeluznante. No debería seguir gobernando hay sobrados motivos penales para que se vaya a su casa y después a la cárcel

charly dijo...

Una pregunta ¿cuanto tiempo mas llevará?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog