sábado, 29 de mayo de 2010

ESTUVO BUENO BUENOS AIRES...



Sí, celebramos y celebramos con ganas. Argentina se despertó al bicentenario en la calle y con ganas de festejar. Fuimos millones en la calle. La Ciudad de la Furia tuvo sus jornadas de furioso júbilo y furiosa alegría, un pueblo en paz, familias enteras en la 9 de julio con el sólo objeto de festejar el Bicentenario.
Y estuvimos ahí y no tuvimos ni tiempo, ni fuerzas para postear aquí lo que estábamos viviendo. La noche del 24 esperamos al 25, millones cantamos el himno nacional y festejamos ser parte de la Argentina. No es poco.
Se nos decía que la sociedad está crispada, enfurecida, irritada. Que por eso no eran tiempos de festejo, que no había ganas... precisamente ganas eran las que sobraban. Millones festejando en la calle, sin incidente alguno, sin violencia y sin enojos. Todo era celeste y blanco y no se trataba de un partido de fútbol. En total, más de 6 millones de personas participando en recitales, desfiles y otros espectáculos. Cada uno de los 117 stand fue visitado por 6 mil personas por día. Llegaron al país para rendir su homenaje al Bicentenario 8 presidentes latinoamericamos. Y lo más importante, vos y yo estuvimos...
Mientras todo esto sucedía, "el niño Mauricio" banalizaba y farandulizaba al Teatro Colón con una gala de reinauguración en la que se distinguían Ricardo Fort, Susana Giménez y Mirta Legrand, todo ello, con la inestimable participación de la cronista estrella de la farándula de TN que transmitía en exclusividad impidiendo que canal 7 tome sus propias imágenes para transmitir la gala del Colón en la 9 de julio. Toda una postal de las diferencias.
Estuvo bueno Buenos Aires... Estuvo bueno el BICENTENARIO.

3 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Estuvo bueno y no fue por Mauricio, saludos compañero

Christian dijo...

Estuvimos y celebramos

LADY MACBETH dijo...

Según dicta el protocolo y ceremonial un representante del ejecutivo , sea presidente, gobernador o cargo de importancia deberá concurrir a eventos oficiales acompañado por :esposa, madre, hermana o hija.
NUNCA CON UNA NOVIA.

¡Aprende Mauricio!

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog