viernes, 4 de diciembre de 2009

FINO PALACIOS: CADA VEZ MÁS CULPABLE

El ex Jefe de la Policía Metropolitana -que fuera designado por Mauricio Macri- Jorge "Fino" Palacios fue procesado con prisión preventiva por el espionaje telefónico a un familiar de víctimas del atentado a la AMIA, al ser considerado el ideólogo de la maniobra ilegal ejecutada por un ex subalterno, el también detenido Ciro James.
La decisión fue tomada por el Juez Federal Norberto Oyarbide, quien embargó a Palacios por diez mil pesos y resolvió que siga preso ante el riesgo de fuga y de entorpecimiento de la investigación judicial, según el fallo de 60 carillas. El comisario retirado de la Federal y ex Jefe de la Metropolitana seguirá así detenido en la cárcel de Marcos Paz procesado por "intervención indebida de comunicaciones y adulteración de documento público".
El Juez que investiga el espionaje telefónico ilegal consideró probado que Palacios tomó la iniciativa de escuchar al familiar Sergio Burstein, y justificó este interés en "las duras críticas que éste emitía hacia su persona y al jefe de Gobierno de la Ciudad Mauricio Macri".Para ello, según el procesamiento, proporcionó el teléfono celular de Burstein al ya detenido Ciro James, un ex subalterno suyo en la Policía federal, contratado por el Gobierno de la Ciudad y aspirante a ingresar a la Metropolitana. James logró obtener una orden de escucha contra Burstein de un juzgado de Misiones y personalmente retiró los cassetes de la Secretaría de Inteligencia del Estado.
"Las llamadas telefónicas realizadas por Jorge Palacios a Ciro James, resultan el primer y último eslabón de la extensa y compleja maniobra criminal", sostuvo Oyarbide en los fundamentos del auto de procesamiento. Asimismo, recordó que "es de público conocimiento, la fuerte oposición que Sergio Burstein realizara al tomar conocimiento de la designación de Palacios como Jefe de la Policía Metropolitana", debido a que estaba cuestionado por su rol en la investigación del atentado.
Este procesamiento del "Fino" Palacios se suma al anterior procesamiento dispuesto por el Juez Ariel Lijo por "encubrimiento" de una de las pistas de investigación del atentado a la AMIA.
Si bien es cierto que el procesamiento no implica necesariamente la culpabilidad del acusado, el dicatado del auto de procesamiento requiere de una fuerte convicción del Juez o Tribunal respecto a la responsabilidad penal por los cargos formulados en la denuncia y sostenidos fundadamente en el sumario de forma coherente y precisa, detallando y probando prima facie la existencia de indicios racionales de criminalidad.
Es la sospecha fundada acerca de la culpabilidad del "Fino" Palacios y el peligro de fuga más la sospecha de que con su accionar entorpezca al investigación los fundamentos por los que el policía preferido de Macri deberá esperar el juicio oral preso.
Los elementos se siguen sumando y el "Fino" Palacios es cada vez más culpable.

1 comentario:

el arista arrepentido dijo...

Ud. está cada vez más escuchado y el fino cada vez más preso. Es una buena noticia, este poliladrón ya tiene dos jueces que le dictaron la prisión preventiva por dos hechos criminales diferentes cometidos en distintos momentos. Así de linda es la gente que suma Macri.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog