miércoles, 2 de septiembre de 2009

A veces el diario La Nación dice verdades

El pasado lunes 31 de agosto, "La Tribuna de Doctrina" publicó en su tapa el siguiente titular "La Legislatura porteña, lejos de incidir en la vida cotidiana" y, en la investigación desarrollada por la periodista Angeles Castro se destaca que "en lo que va del año privilegió temas institucionales y políticos" y agrega que "el 80% de la producción legislativa desde el 1° de marzo fue dedicada a resoluciones y declaraciones".
Hay que decirlo: A veces, el diario La Nación dice verdades. Más allá de los comentarios de la periodista del diario, para muestra de lo dicho, es dable agregar el evento realizado en el día de la fecha en la Legislatura en la que se los ve muy alegres a Santiago Kovadloff, Diego Santilli y Gabriela Michetti. Lo que sucedía era que el filósofo y ensayista Santiago Kovadloff fue declarado "Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires" gracias a una iniciativa presentada por el legislador macrista Gerardo Ingaramo. El acto de distinción se realizó en el Salón Montevideo de la Legislatura.
Seguramente los méritos que debe poseer Santiago Kovadloff para ser distinguido por el macrismo tienen más que ver con las resonantes descalificaciones y adjetivaciones de este filósofo hacia la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a su gobierno y al de Néstor Kirchner.
Los últimos escritos de Kovadloff tienen frases como las siguientes: “Este Gobierno sabe que puede mentir”, “...atravesamos una fase de caudillismo en una democracia simulada”, “La de Néstor Kirchner es una autocracia perfecta porque se funda en el ejercicio de la perversión”, para luego afirmar que “Néstor Kirchner es un perverso porque de su lado está la posibilidad de desoír la ley como un límite inviolable”, “Cristina Fernández reniega de la realidad y de los desaciertos que su gobierno ha cometido, así como de la errónea lectura que su esposo ha hecho de los acontecimientos y de la sensibilidad social. La soberbia enferma la percepción” y otras más.
Ya lo sabe, si ud. quiere ser distinguido por la Legislatura porteña insulte, agravie o descalifique al Gobierno Nacional, o a la Presidenta o al anterior Presidente y, seguramente, un legislador macrista impulsará su distinción, si es columnista de La Nación, mucho mejor.
Todo ello, pese a que el mismo diario La Nación denuncie que la Legislatura se ocupa de pavadas.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Estamos ante un claro ejemplo de ejercicio democrático en el que se distingue sólo a quienes piensan parecido a los que ejercen el poder o tienen una mayoría circunstancial. Más evidente que en este caso, que estamos frente a un columnista de La Nación siendo ese su único mérito, se lo distingue por su trayectoria cultural como si estuviesemos frente a Jorge Luis Borges.
Las caras de alegría de Santilli y Michetti como si estuvieran frente a un gladiador que viene de derrotar a los salvajes da tristeza y verguenza ajena.
De eso se ocupa la Legislatura porteña, eso es PRO

Lady Macbeth dijo...

¿ Y que tal del proyectito, por suerte rechazado por la Comisión de DDHH, del Dip. Tamargo (PRO) de declarar ciudadano ilustre de la CABA a Gerardo Sofovich?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog