martes, 5 de mayo de 2009

LA MALDITA POLICÍA DE MACRI

Carlos Arturo Kevorkian el pasado 27 de junio de 2005 estaba vestido de civil, como varios de los policías que se infiltraron en la tribuna de la cancha de Huracán, día del partido entre Chacarita y Defensores de Belgrano.
Kevorkian era Comisario de la Policía Federal y estaba a cargo del operativo de seguridad junto al comisario Fernando Gabela. Ellos ordenaron la brutal represión a la hinchada de Defensores de Belgrano.
Fernando Blanco, hincha de Defensores de Belgrano de 17 años de edad, bajó vivo e intacto, hasta que pisó la avenida Amancio Alcorta. Allí se lo vio por última vez, tironeado de su cabellera larga, y recibiendo palazos a diestra y siniestra. Eso se conoció, no por el relato caprichoso de algún periodista partidario, sino por la elocuencia de las imágenes que reprodujo el Canal América y que fueron agregadas a la causa que tramitó en el Juzgado de Instrucción Nº 26, por homicidio.
Estos antecedentes no fueron tenidos en cuenta por el Ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, el pasado jueves 23 de abril cuando firmó la Resolución Nº 330 mediante la cual “se designa responsable de la coordinación general para la puesta en funcionamiento de la Policía Metropolitana”, precisando en su único artículo el nombre del elegido para el cargo y las tareas que le encomiendan: “Asígnase al Comisario Mayor (RE) de la Policía Federal Argentina Carlos Arturo Kevorkian, DNI 10.431.296, la función de coordinación general de las actividades preparatorias e indispensables para la puesta en funcionamiento de la Policía Metropolitana, hasta tanto se designe el/la Jefe/a de la Policía y el/la Rector/a del Instituto Superior de Seguridad Pública, oportunidad en que caducará la vigencia de la presente resolución”.
Esta designación viene a corroborar todas las sospechas acerca de los objetivos y fines para los cuales Macri reclamó tener su propia policía. El antecedente señalado que demuestra el accionar del ex comisario Kevorkian se suma a la lista de los asesores y colaboradores del Jefe de Gobierno que encabeza "el fino" Palacios.
Antes nos preguntábamos en qué andaba la policía de Macri, ahora ya lo sabemos.

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

La policía de Macri está concebida para intimidar, no para prevenir. Quienes esten informados de los antecedentes de los ex policías que están preparando a la nueva fuerza policial de la Ciudad deberían estar aterrados. Todos los policías reclutados por Macri y Montenegro tienen antecedentes de represión o de accionar ilícito. Es una verguenza. Lástima que después va a ser tarde.

oficial matute dijo...

Para qué otra cosa se puede querer tener una policía que te responda?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog