lunes, 11 de mayo de 2009

FONTEVECCHIA Y LA PRENSA INDEPENDIENTE

Mucho se habla por estos días de la necesidad de contar con una prensa independiente y de la necesidad de contar y defender la libertad de prensa.
Pero la realidad nos muestra día a día que el lobo se viste de cordero.
Se dicen perseguidos o censurados, pero lo cierto es que no paran de editar panfletos políticos cargados de odio y rencor. Hablan de "el factor bipolar" y publican que Cristina Fernández de Kirchner estaría bajo tratamiento psiquiátrico por padecer de "psicosis maníaco depresiva".
Los "perseguidos" titulan "Kirchner, un hombre al límite" y sostienen que "El ex presidente está inflamado por la emoción de atacar a sus rivales".
Ahora, y con la campaña electoral en marcha el perseguido Jorge Fontevecchia publica un panfleto que se podría titular "Oda y Alabanza a Francisco De Narváez". Lo señalan como "El hombre que puede poner fin a Kirchner".
No está mal que publiquen ese panfleto electoralista, lo que está mal es que Fontevecchia (el mismo que en su revista publicaba que estábamos ganando la guerra de Malvinas) no diga y publique abiertamente que dirige un medio opositor al actual gobierno y que su ideología es de centro-derecha. Está mal que no diga que su deseo es que Néstor Kirchner sea derrotado en la provincia de Buenos Aires por su amigo, el empresario multimillonario, Francisco De Narváez.
Los lectores, los ciudadano de a pie, los consumidores... nos merecemos más respeto y Fontevecchia sólo nos toma el pelo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿independiente? Hincha de independiente puede ser, pero independiente, ni a palos!!!

el arista arrepentido dijo...

Lo de la Revista Noticias es escandaloso, sus tapas alarmantes y alarmistas son siempre sensacionalistas y opositoras, siempre bajo la consigna miente, miente que algo queda. Después junta a los empresarios periodísticos de América Latina y denuncia que la nueva ley de medios atenta contra la libertad de prensa, en realidad, ese anteproyecto atenta contra los monopolios y eso sí está bueno.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog