lunes, 2 de febrero de 2009

¿Qué te pasa Castro?


El médico Nelson Castro sostuvo en "La Tribuna de Doctrina" que debido a su salida de Radio del Plata "se deteriora la república" -sic-. Es decir, que si una empresa decide discontinuar el programa de radio que conduce Castro, la república se deteriora...
El exabrupto de Castro nos demuestra dos cosas, la primera, la constante contradicción de los defensores del libre mercado y de la "libertad de empresa" por sobre la libertad de prensa; ellos, los voceros de la más rancia tradición liberal se horrorizan porque una empresa no quiere tener más entre sus periodistas contratados a Castro; y segundo, la mediocridad de un ególatra y megalómano periodista que cree ser el representante y garante de la república.
¿Qué te pasa Castro? La república ¿deteriorada? Epa, tu ego es más grande que el de muchas vedettes y que el de muchos presidentes o primeros ministros.
Sin embargo, y para tranquilidad de muchos, hay que decir que Nelson Castro sigue con su programa de tv por cable "El Juego Limpio" por lo que la república estaría a salvo.
Pero es dable aprovechar la oportunidad para reafirmar que la "libertad de prensa" implica el derecho de los periodistas a informar en libertad y sin temor a represalias, por un lado; y por otro lado, busca valorar el derecho de la población a acceder sin censuras a la información . Nadie ha prohibido al médico Castro, lo único que ha sucedido es que a un empresario que compró una radio no le gusta lo que dice. Sencillo. ¿No son esas las leyes del mercado?
Sin embargo, hay más. La contundecia del reportaje de la periodista Susana Reinoso amerita que se transcriba lo siguiente: "Usted tiene 34 años en el aire, ¿vivió antes algo similar?", a lo que Castro contesta: "-No, es la primera vez". ¿Cómo? La cuenta es sencilla, 2009 menos 34 nos da 1975, entonces, Castro sostiene que en cuestión de libertad de prensa estamos peor ahora que durante el reinado de López Rega y que durante la última Dictadura Militar.
¿Qué te pasa Castro? ¿Todavía no te enteraste que Videla y el Proceso Militar censuraron y cerraron medios de comunicación? ¿Qué entre los 30 mil desaparecidos había muchísimos periodistas? Pero claro, vos Castro no tenías problemas durante los años de plomo y la noche de la Dictadura porque vos eras uno de sus defensores, entonces, se entiende que digas que esto no pasaba antes.
¿Qué te pasa Castro?

6 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Ese Castro con su banderita preferida atrás... Es increíble que se quejen, porque hay que contratarlo sino al dueño de la radio no le gusta lo que dice. Lo que pasa es que acá todo es culpa del kirchnerismo, es así como simplifican las cosas.
No se ataca la libertad de prensa, lo que se ejerce es el derecho de cada empresa de contratar a quien se quiere contratar. Después de todo este muchacho sigue trabajando en TN.
Nadie explica porque a un periodista opositor hay que cuidarle el trabajo en una empresa privada.

Herta Oberheuser dijo...

Castro miente.
La verdad es que lo fletaron porque a los nuevos dueños no les cerraba el poco rating que hacía, y tan formales fueron que hasta le cerraron el contrato pero pagándole el 2009 entero, cosa que él no dice.
Todo esta queja mentirosa de censura es parte de una movida para cerrar con Mitre; el "point" es hacer creer que Castro es un periodista tan "comprometido" que un gobierno lo persigue. Mitre vende ese point.
Ya empiezan a pudrir los periodistas que se hacen los "perseguidos K"...

Anónimo dijo...

si la república sólo la puede defender Nelson Castro estamos en problemas

Anónimo dijo...

Me extraña que no defiendan al Pati no sepuederiota que hasta nombre de pirata tiene. Son unos desconsirerados, porque no financian su columna desestabilizadora y golpista.
Haci no se puede.
Y si los K tienen la culpa de todo son tan garcas como los que los critican defienden los aumentos en contra del pueblo. UNA VERGUENZA

Lady Macbeth dijo...

Hoy me "amigo" con Herta. La data que da es buena. Cuando se la "trata" con cariño la chica responde.

Pablo Morales dijo...

En general solemos hablar de periodistas, pero hablamos de opinadores. No pocas veces, inclusive, se dice "periodista" y se trata de un sujeto de los medios, un poco empresario cuentapropista que vende un espacio, una cara, un know how y una cartera de anunciantes.
No veo frecuentemente -o por lo menos con la frecuencia que a mi me gustaría- un periodismo que, a través de la seriedad, de la veracidad, de la investigación, de la objetividad y de un rol esclarecedor se costituya en la clase de garante que Castro enuncia pero que no practica.
Con claridad. Nelson Castro se inscribe en la primera caracterización: un hombre de los medios que vende su cara, su impostación de la correción política, de la denuncia y de la exigencia.
Pero ¿un periodista?
¿Acaso un garante?
Decir que tiene la mismas garantías que yo y que ojalá que las sigamos teniendo es una obviedad.
Que él sugiera que estaría dejando de tenerlas es parte de su negocio, dejémonos de joder!

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog