sábado, 30 de agosto de 2008

PRISIÓN PERPETUA AL GENOCIDA LLORÓN


Señores este no intenta ser un post complaciente, ni siquiera intenta justificarse. La inmensa alegría de ver a ese genocida intentando dar pena y recibiendo la condena que la Justicia le estaba leyendo es mayor aún cuando hay señoras que intentan justificar la negra noche de la Dictadura. Él fue amo y señor de Tucumán, así como otros lo fueron de la Patria. En los estrados de la Justicia, lloró, imploró, tembló... y espero pronto se pudra en la cárcel.
Seguramente irritará a alguno o alguna que entre tantos, uno más, este servidor, traiga el recuerdo de lo sucedido. Pero hoy, cuando en la Ciudad de Buenos Aires se persiguen a chicos de entre 13 y 17 años y se los denuncia penalmente, vale la pena recordar lo sucedido.
No hay palabras, pero los Korol y Copani han hecho un gran resumen que fue subido a youtube por Daniel Vanderhoeven y que, estimo, importante compartir:

2 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

A mi también me produjo felicidad

Lerena dijo...

Esta condena es injusta; si yo cometo un homicidio me corresponden ocho años, y a este hijo de mil putas le dan perpetua, que a su edad no significan mas de diez años.
Una vez mas, abogo por la pena de muerte, y una vez mas, me ofrezco para cumplimentarla personalmente. Tanto decreto al pedo que han hecho, ¿no podrían hacer uno autorizándome a ponerle a este monstruo una linda corbata de soga?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog