martes, 10 de junio de 2008

6 MESES DE NADA


Para Mauricio Macri la palabra "gestión" no era una simple referencia a la actividad para la cual se postuló. Se mostró como un ingeniero, un hombre de acción. Afirmaba que ante cada ataque tenía una propuesta que a partir de su asunción como Jefe de Gobierno iba a ser una realidad.
Ya pasaron seis meses de gobierno de Macri en la Ciudad y su gestión no levanta vuelo. Y una de las maneras de saber que está "haciendo Buenos Aires" es evaluar la ejecución presupuestaria, es decir, averiguar cuánto del presupuesto se ha utilizado hasta la fecha. En estos seis meses se gastó sólo el 2,5% del presupuesto anual. Es decir, no se hizo nada.
Analizando área por área del Gobierno de la Ciudad la conclusión se hace irreversible.
El frío del invierno en Buenos Aires llegó a las escuelas. La falta de gas en más de 70 establecimientos educativos que mostró a los chicos en las calles, con frazadas, reclamando por dignas condiciones de estudio. El Ministerio de Educación no tiene respuestas, y analizando lo que gastó de su presupuesto en lo que va del año observamos que se ejecutaron un millón cuatrocientos mil pesos en obras, sólo el 0,5% del presupuesto anual.
Para el área de Salud hay presupuestados 2.654 millones de pesos para gastar en todo el año. En la primera mitad del año se gastaron tan solo cuatro millones seiscientos mil pesos ($ 4.600.000) en obras y 56 mil pesos en equipamiento hospitalario. Mientras tanto en los hospitales públicos faltan medicamentos e insumos básicos para atender a los pacientes. Eso sí, según el censo realizado por el propio Ministerio de Hacienda de la Ciudad habría 700 empleados del Hospital Fernández que nunca fueron encontrados en su lugar de trabajo (¿ñoquis?). Hasta el pasado 10 de diciembre el Director de dicho hospital era el Dr. Jorge Lemus, sí, el mismo que ahora es Ministro.
Así como en el fútbol goles son amores, dicen que para los gobiernos "obras son amores". El encargado de la obra pública en la Ciudad es el Ministerio de Desarrollo Urbano. En esta primera mitad del año se ejecutaron 18 millones de pesos sobre un presupuesto anual de 700 millones que tiene asignados para la realización de obras públicas. Hasta la fecha Macri sólo inauguró dos obras relevantes: un puente nuevo y otro reparado sobre el Riachuelo. Esa y no otra, es la razón por la cual los porteños no vemos las obras en las calles.
El pasado 17 de marzo el Jefe de Gobierno junto a su Ministro de Seguridad presentaron un Plan de Seguridad que tenía como eje central garantizar la inclusión social y aseguraron que crearían la Policía de la Ciudad previendo comenzar con el reclutamiento de agentes el 2 de mayo de 2008. Esa medida no ha sido efectivizada, postergándose sin plazo. Lo que sí se creó fue el Cuerpo de Agentes de Tránsito que consistió en cambiarles los uniformes a la Guardia Urbana. Del Plan de Seguridad, nada de nada.
Mauricio Macri prometió durante su campaña que construiría diez kilómetros de subte en cada año de su gestión como jefe de Gobierno de la Ciudad, pero, casi seis meses después de su asunción, la realidad presenta una perspectiva muy complicada. En 6 meses ni un metro. Para lo que queda de 2008 y en 2009 sólo se inaugurarán, en el mejor de los casos, tres nuevas estaciones: Puán y Carabobo de la A y Corrientes de la H informó el diario Clarín. A solo seis meses de gobierno, Macri ya reconoció que difícilmente puedan alcanzarse a construir 40 kilómetros de subtes.
Eso sí, a poco de asumir Mauricio Macri ya había contratado o autorizado la contratación de 1.471 empleados y funcionarios. Representaban a más de la mitad de los 2.400 trabajadores que resultaron cesanteados por la administración PRO el 31 de diciembre último. La mayoría de los nuevos empleados recibe un salario de entre 1.200 y 6.000 pesos, mientras que los despedidos cobraban solamente 900 pesos.
En este contexto de inacción gubernamental, el Macrismo insiste con endeudar a la Ciudad. La Legislatura discute un proyecto enviado por Mauricio Macri para colocar un bono en dólares, operación que comenzaría con el otorgamiento de un “préstamo puente” de 200 millones dólares a proveer por el consorcio que se ocupará de aquella licitación. Es el grupo integrado por Barclays Capital Inc, Citigroup Global Inc y Banco Macro S.A., ganador de la licitación para esta labor financiera gracias a que reclamó una comisión muy inferior a sus contrincantes. Pero el negocio estaría en brindar este préstamo a una tasa que podría oscilar entre el 12 y el 14 por ciento anual en dólares. Por ese primer préstamo, la Ciudad debería afrontar un costo financiero anual equivalente a unos 74 millones de pesos, suma equivalente al presupuesto para todo el año del Hospital Alvarez.
Sin embargo, y merced al impuestazo del ABL, en el primer cuatrimestre del año la recaudación de ABL subió un 89,59 por ciento respecto a la del mismo lapso de 2007. Por esa razón, se prevé que el déficit de la Ciudad será ínfimo y no alcanzará los 1.600 millones de pesos que se habían presupuestado. Esto último resulta muy significativo porque la excusa para el endeudamiento de la Ciudad estaba dada por el déficit heredado de la gestión Telerman, y al no haber déficit, entonces, no hay necesidad de endeudamiento.
Buenos Aires no está bueno y ya pasaron 180 días, un lapso de tiempo importante para evaluar una gestión.
Hasta ahora Macri solo demuestra improvisación e ineficacia.

3 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Bueno, nos faltan tan solo 7 semestres, fuerza!

shilok dijo...

Yo me quiero endeudar para así favorecer a mis amigos banqueros... voy a comisión!

Herta Oberheuser dijo...

Pero si vos en seis meses no llegaste a los 40 artículos, vago, ¿que le reprochas al César?

No entendés nada:
El frio en las escuelas es para desalentar el estudio, que no hace falta para lavar los baños de Mc Donals, el único futuro que les espera a los pibes.
Los hospitales hay que desguazarlos todos, primero porque nosotros los arios vamos a clínicas y no nos hacen falta, y segundo porque asi los que no encuentran trabajo en los Mc Donals pueden conseguir el estado bien lamentable que necesitan para dar mas lástima mientras piden limosna.
Se están haciendo miles de obras... en nuestros countries; y el plan de seguridad ha sido un exito total: los boludos nos votaron y ahora somos nosotros los que robamos.
Y asi todo lo demás...
Criticás de envidioso.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog