sábado, 19 de abril de 2008

CACEROLAS DE HUMO

La Ciudad de la Furia se llena de humo por la quema de pastizales realizada por los productores agropecuarios.
Porteños y porteñas sufrimos en los últimos días las consecuencias de tanto monóxido de carbono en el ambiente, y hasta vimos a muchos y muchas con barbijos para aminorar los efectos del humo.
Sorpresivamente esta vez no hubo cacerolas sonando, ni señoras paquetas indignadas, ni hombres a bordo de 4x4 haciendo sonar sus bocinas...
A los que hoy se refugian en sus hogares y cierran ventanas y balcones para que el humo no penetre y no dañe las vías respiratorias de la familia, y también, a aquéllos que nos indignamos cuando nos desabastecieron de alimentos y que hoy nos indignamos porque nos llenan nuestras casas de humo, les dedicamos estas palabras del poeta...


4 comentarios:

el arista arrepentido dijo...

Genial! Copani es un grande de verdad! Muy bueno!

Esteban dijo...

Ay, ay, ay! Dónde están cacerolas que ayer repiqueteaban en defensa del campo?

Lady Macbeth. dijo...

"Donde reina la bruma se ve con claridad".
W. SHAKESPEARE.

Anónimo dijo...

ese señor y vos deben estar amargados hoy.-...

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog