jueves, 1 de noviembre de 2007

¿Civilización o Barbarie?

En estas horas asistimos azorados a la trágica vuelta a antagonismos y discordias decimonónicas que creíamos haber archivado y dejado su análisis para los historiadores y sus relatos para los libros de historia.


En tono de comedia, la Dra. Carrió marca la divisoria entre "capital e interior" pretendiendo que la candidata Cristina Fernández carece de legitimidad porque ha perdido en los centros urbanos. Es más, sostiene que en esos centros urbanos no existió el fraude electoral que sí existió en otras latitudes de nuestra patria. Es decir, por un lado le quita legitimidad al triunfo de CFK sosteniendo una especie de voto calificado, es más importante ganar en la Ciudad de la Furia o en Mar del Plata que en el resto del país; y, por otro lado, sus afirmaciones intentan colocar un manto de sospecha sobre el resultado electoral obtenido en la Provincia de Buenos Aires y en el resto del país. Ver en esta misma dirección el artículo de Mario Wainfeld "Alpargatas sí, centros urbanos, no" en http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-93883.html.


Carrió nos remonta a la vieja doctrina Sarmientina esbozada magistralmente en su obra "FACUNDO" que data de 1845, relatando la existencia de "...dos sociedades diversas, las CIUDADES y las campañas: echándose las campañas sobre las ciudades se han hecho ciudadanos los gauchos y simpatizado con la causa de las ciudades". Sarmiento claramente señalaba al gaucho como el enemigo de la civilización, imagen que Carrió trae a la actualidad al mostrar a los centros urbanos como los defensores de "LA REPÚBLICA", con quienes va a liberar a los pobres del conurbano que votan lo que votan porque reciben alguna prebenda.


La investigadora Maristella Svampa señala en su libro "El dilema argentino - Civilización o Barbarie" que en "Los momentos de confrontación aguda, cuando las divergencias sociales devinieron irreconciliables, han visto reaparecer la dicontomía "Civilización o Barabarie". Sólo surge preguntarle a la Dra. Carrió ¿hacia dónde pretende llevarnos con su prédica confrontativa? ¿Será que su travestismo político que llevó al ARI hacia la Coalición Cívica se dirige hacia la conformación de una nueva "Unión Democrática" que explote al máximo la dicotomía "Civilización o Barbarie"?

También señala Maristella Svampa en la obra citada que "la imagen sarmientina conserva una poderosa eficacia simbólica, no sólo como mecanismo de invectiva político, sino también como representación de lo social, asociada a la figura de las nuevas clases peligrosas". Vaya que la Dra. Carrió lo ha entendido y por eso, su discurso atrasa 260 años...

6 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Tal cual, tal cual. Y no creo que Sarmiento lo "inventara" al dilema sino que lo captó y lo expuso brillantemente. ( por otra parte, estemos o no estemos de acuerdo con él, que sigamos bailando bajo el esquema que trazó un autodidacta de mediados del XIX da una idea de su poderosísima inteligencia)

Juanma dijo...

pqQue se intente fracturar de esta manera a los argentinos me parece muy desafortunado. Dudo de la capacidad de liderazgo que pueda tener un persona que pretende desmerecer de esa forma a todo aquel que no opina como ella. Tan condenable como el fascismo de A.F cuando nos trata de pelotudos, forros o egoistas a los porteños simplemente porque algunos no creimos en los enunciados de campaña (que ya se demostraron falaces, si no ver comentarios sobre inflación, aumento en taxis, prepagas, etc). A los dos hay que explicarles que lo que hace falta es más tolerancia y no más fascismo. Que la Concertación Plural así como la Coalición, la hacemos entre todos e integrando y no dividiendo. Pero bueno, parece que para esta gente los del interior son todos pelotudos y los porteños somos todos forros egoistas.

J.M.P

Pablo Morales dijo...

Ay, ay... a esto llevan las expresiones mesiánicas. Tal como si de una religión se tratara parece que hubiera una mayoría ciega y una minoría esclarecida que, además de desgarrarse en los medios, atribuye no pocas veces los resultados a la falta de comprensión sobre las "verdades" que derraman en cada compulsa electoral.
A poco de avanzar en este tópico uno empieza a desprenderse de la complejidad para terminar pensando en términos tan simples que asustan. ¿Será mi pertenencia a algún recorte minoritario de la realidad hecho por algún/a esclarecido de turno? ¿Me falta algo?
No entiendo: si la mayoría es la que gana una elección por más de 20 puntos de diferencia es sesudo un análisis que busque una explicación a este "fenómeno" tan esperable en un sistema democrático? Digo, alguna explicación compleja que intente hacernos dar cuenta de que en realidad no hubo una fórmula que concitó la mayoritaria preferencia de los argentinos.
Yo pensaba que el resultado global de una elección libre reflejaba -entre otras cosas- las realidades locales, las expectativas de las poblaciones, la adhesión a un proyecto, la pertenencia familiar-cultural a una expresión política, la intención más o menos consciente de modificar la realidad para establecer un estado de cosas que supondrían un país mejor.
Pero parece que no es tan así. empiezan a desagregar estos y otros aspectos de una elección para explicar el producto de una interacción compleja por alguna/s de sus partes.
Así resulta que quien no triunfa en lugar de celebrar que el pueblo se ha manifestado soberanamente se lamenta. La voltereta es tan pintoresca que hasta pretenden ocultar que el lamento es por no haber sido el ganador ensayando una explicación más perversa: no ganó la "verdad" porque yo perdí, y yo perdí porque el pueblo es ciego, acaso idiota y me lamento porque no vamos a tener un futuro mejor (conmigo presidente) por culpa de la mayoría de nuestro tonto pueblo.
Mala cosa. Otra vez "ellos" o "nosotros".
No está en mi ánimo ocultar que le sayo que acabo de escribir calza a la perfección a Elisa Carrió.
En especial a ella, no por haber omitido el saludo a la autoridad electa, sino por no haber saludado respetuosamente al pueblo que emitió su voto, felizmente, una vez más.

DIDÍ dijo...

Es cierto ulschmidt, hay que reconocer en Sarmiento un don especial. Gracias juanma por expresarte por este medio. Pablo: el sayo le cabe a la Dra. Carrió, claro, ella se mudó del Chaco a Barrio Norte, no?

patus dijo...

Perdón, voy a salir en defenza de la Doctora, sean tolerantes, ella tiene los síntomas de una persona narcisita y autodestructiva, que mira las cosas según le venga a la conciencia , algún indicio de ese narcisismo o esa tremenda atudestructividad.Cóctel peligroso si lo hay, pero bueno con la transparencia , el contrato moral, la honestidad , todo se puede, jaja.
Resulta ser que ahora tenemos que leer que sino hubiera habido fraude se estaría
en el balotagge, ven es como les digo, y lo último e imperdible QUE PART GAY TIENE UN FUERTE COMPROMISO CON LOS POBRES.
Sépan entender ahora estamos con el narcisismo a full, los señores que ella eligió son lo mejor de lo mejor

PATUS dijo...

Defensa con SSSSSSSSSSSSSS, BESTIA!!!, ES BUENO RECONOCER LOS ERRORES

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog